El cuidado especial de los riñones

El riñón es un órgano vital del cuerpo encargado de importantes funciones como la eliminación de desechos de la sangre y agua a través de la orina. Algunos de estos desechos son los producidos luego de la digestión y metabolismo de ciertos alimentos. Los riñones también controlan la presión arterial y la salud de los huesos.

Las cuatro acciones que promueven la salud de los riñones son:
Evitar el exceso de sodio, a Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo máximo por día de 2000 mg de sodio, esto equivale a 5 gramos de sal. Para no sobrepasar esta cantidad debe seleccionar alimentos frescos (frutas, verduras, lácteos, cereales, carnes) en lugar de envasados y enlatados, evitar los snacks, fiambres y embutidos y no agregar sal a las comidas una vez servidas.
Hidratarse: el mejor líquido para el cuerpo y los riñones es el agua. Asegúrese de que sea potable y en cantidad adecuada. Evite las bebidas azucaradas y gaseosas.
Mantener un peso corporal saludable: la obesidad es considerada un factor de riesgo de enfermedad renal. Para mantener un peso saludable es importante que cocine con productos frescos, y que divida la alimentación en 4 comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena).
Hacer ejercicio: esto, junto con una alimentación saludable, ayudará a mantener un peso adecuado. Caminar, andar en bicicleta, bailar, etc., todas estas actividades en movimiento ayudarán a la salud de los riñones.
Los nutrientes que tienen un rol importante en la nutrición del niño con enfermedad renal son el sodio, potasio, fósforo y las proteínas. Es también muy importante el aporte de líquidos, sobre todo de agua.
Los cuatro nutrientes principales en el cuidado del riñón:
Sodio: es un mineral que se encuentra en mayor cantidad en la sal de mesa, en alimentos envasados y enlatados, en fiambres, embutidos, quesos, caldos y sopas deshidratadas, snacks.
Es importante controlar su consumo para evitar retenciones de líquido y ayudar a mantener la presión arterial.
Potasio: también es un mineral y puede encontrarse en frutas (banana, melón, damasco), verduras (papa, batata, tomate, palta, brócoli, espinaca, acelga), harinas integrales, salvados, legumbres, frutas secas y deshidratadas. Si los riñones no lo eliminan en cantidad suficiente debe controlarse su consumo.
Fósforo: es otro mineral. Se encuentra mayormente en lácteos, carnes, yema de huevo, bebidas colas, legumbres, harinas integrales, salvados y frutas secas. Afecta fundamentalmente la salud de los huesos.
Proteínas: son parte de las células y músculos de todo el cuerpo. Son aportadas mayormente por las carnes, lácteos, huevo y legumbres. Son importantes para mantener un crecimiento adecuado, pero es preciso controlar que su aporte no sea excesivo.
¿Qué hacer cuando el riñón de un niño está enfermo?
Cuando los riñones no funcionan bien, no eliminan sustancias del cuerpo que son provistas por algunos alimentos. Por ello es que los niños con enfermedad renal presentan un riesgo alto de desnutrición y crecimiento deficiente.
Fuente: SAP (Sociedad Argentina de Pediatría)

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico