El detenido por degollar a su abuela dijo que se lo ordenaron "voces del más allá"

Al llegar la policía el hombre de 25 años dijo que escuchaba "voces del más allá que le ordenaban matar a su abuela". En el departamento, los investigadores encontraron documentación que acredita que es un paciente psiquiátrico, y que está medicado por un cuadro de esquizofrenia, razón por la cual podría ser declarado inimputable.

Una anciana fue hallada degollada en su domicilio del barrio porteño de Villa Lugano y por el caso terminó detenido su nieto, de 25 años y con problemas psiquiátricos, quien le dijo a la policía que escuchaba "voces del más allá" que le ordenaron matar a su abuela.
Fuentes policiales informaron que el homicidio ocurrió el lunes, alrededor de las 16, cuando la comisaría 48ª fue convocada a un domicilio del 5° "D" del edificio 43, de unos monoblocks ubicados en la calle Dr. José I. de la Rosa al 7000 del mencionado barrio del sur de la Capital Federal.
El llamado al 911 advertía que podía haber un robo en curso en el lugar, pero cuando los policías llegaron allí, fueron atendidos por un joven identificado como Matías Sebastián Cantón (25), quien permitió el ingreso de los efectivos al domicilio.
En uno de los dormitorios del departamento, la policía halló degollada en la cama a Norma Fiasche (80), la abuela de Cantón.
"El chico no supo dar explicaciones, tenía serias contradicciones y la versión del robo no se correspondía con lo que vimos en el departamento", dijo a Télam un jefe policial que participa de la pesquisa.
Los efectivos de la comisaría 48ª también detectaron que en el departamento había huellas de pisadas ensangrentadas y otras manchas hemáticas que se dirigían del dormitorio donde yacía la víctima hasta la cocina.
Siempre según lo revelado por las fuentes, debajo de la pileta de la cocina fueron hallados dos cuchillas de grandes dimensiones que a pesar de haber sido lavadas, aún presentaban manchas de sangre.
Además, los uniformados determinaron que ninguno de los accesos estaba forzado y que no había desorden en los ambientes, ni elementos faltantes.
Cantón pasó a ser el principal sospechoso del homicidio de su abuela y si bien no tiene ningún valor judicial, realizó ante los investigadores policiales una confesión cuando, según contó a Télam uno de los investigadores, les dijo que escuchaba "voces del más allá que le ordenaban matar a su abuela".
Los pesquisas intentan además confirmar las sospechas de que fue el propio Cantón quien llamó a la central de emergencias 911 para dar la pista falsa de que en su casa había ladrones.
El joven quedó detenido e imputado por el homicidio a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 25, a cargo de la jueza Fabiana Palmaghini, la misma que ahora investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman.
En el departamento, la policía encontró documentación que acredita que Cantón es un paciente psiquiátrico, y que está medicado por un cuadro de esquizofrenia, razón por la cual podría ser declarado inimputable.
Por el momento, la jueza Palmaghini ordenó que el sospechoso sea internado en el área psiquiátrica del Hospital Santojani, con custodia policial.
Antes de indagarlo, la jueza esperaba el informe médico y en las próximas horas solicitará al Cuerpo Médico Forense pericias psiquiátricas y psicológicas para evaluar su estado de salud mental y así poder determinar si puede o no comprender la criminalidad de sus actos y si puede dirigir sus acciones.
En caso de ser declarado inimputable, la jueza podría ordenar como medida de seguridad la internación de Cantón bajo la responsabilidad del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) en el servicio psiquiátrico del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, que reemplazó a la vieja Unidad 20 del Hospital Borda.

UN CASO SIMILAR

Otro caso en el que se hizo mención a "voces del más allá" y en el que el estado de salud mental de la imputada está siendo evaluado, es el de la familia Fitzi de La Matanza que estuvo desaparecida unos días hasta que la mujer de la pareja terminó presa por el homicidio de su madre.
La acusada, Claudia Ercoreca (39), se encuentra internada en la Unidad 45 de Melchor Romero, que es el neuropsiquiátrico del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde le están realizando una batería de pericias para determinar si imputabilidad.
La internación fue solicitada por el fiscal de Homicidios de La Matanza, Carlos Arribas, y ordenada por la jueza de Garantías 6 de ese departamento judicial, Carina Andrijasevich, en el marco de la causa en la que está imputada por el "homicidio calificado" de su madre, Lira Facchin (76) en Ramos Mejía.
La hipótesis del fiscal Arribas es que a pesar de que necesitaba cuidados permanentes, Ercoreca dejó encerrada en su departamento de Ramos Mejía a su madre y allí la anciana murió deshidratada y desnutrida el 20 de enero.
El marido de Ercoreca, Germán Fitzi (29), fue quien declaró en la causa que su mujer le dijo que escuchaba "voces del más allá" que le indicaban que debían escapar constantemente del lugar en el que se encontraban.
Otros testimonios colectados en la causa indican que la mujer y también su marido, solían frecuentar a un pai y hacer ritos umbandas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico