El detenido por la agresión a Miranda debía estar cumpliendo condena hace 9 meses

Néstor Castillo fue imputado ayer por las graves lesiones que sufrió el sábado Miguel Miranda, quien aún sigue en estado crítico en la sala de Terapia Intensiva del Hospital Regional, con riesgo de vida. En la audiencia se conoció que Castillo fue condenado el año pasado a 5 años de prisión efectiva por delitos contra la propiedad y su condena quedó firme el 2 de octubre, aunque inexplicablemente se encontraba en libertad.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación contra Néstor Ricardo Castillo (24) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y estuvo presidida por la juez penal Daniela Alejandra Arcuri. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal general Martín Cárcamo, mientras que el detenido fue asistido por la defensora pública María Cristina Sadino.
En ese marco, el fiscal solicitó que se declare legal la detención de Castillo y se formalice la apertura de investigación en su contra por el delito de lesiones graves en riña, en calidad de coautor. Ello, por el hecho que tuvo como víctima Miguel Miranda (19) y que ocurrió a la 1 de la mañana del sábado, cuando la víctima se encontraba bebiendo junto a otras personas en la esquina de Huergo y Los Jazmines.
En base al relato fiscal, Castillo llegó al lugar en compañía de otros sujetos que ya están identificados y agredieron verbalmente, junto con golpes y piedras, al grupo de pertenencia a Miranda, cuyos integrantes escaparon para resguardarse. No obstante fueron perseguidos y la peor parte la llevó Miranda, quien sufrió doble fractura de maxilar, fracturas en las costillas y, entre otras lesiones, perdió masa encefálica producto de los golpes que recibió en la cabeza.
Si bien su estado de salud es crítico y su vida está riesgo, por tratarse de una calificación provisoria la Fiscalía pidió que se formalice la investigación por el delito de lesiones graves en riña, la cual podrá modificarse a medida que surjan nuevos elementos durante el plazo de investigación.
Por su parte, la defensa no se opuso a la legalidad de la detención, ni al relato del hecho brindado por el fiscal, señalando que el imputado no prestaría declaración en la presente instancia.

DEUDAS PENDIENTES

A todo esto, el fiscal Cárcamo se refirió a la medida de coerción y expresó al respecto que le interesa mantener cautelado el proceso con el dictado de la prisión preventiva, aunque adelantó que la misma resultaría abstracta en virtud de los antecedentes del imputado, los cuales detalló.
En ese marco se supo que Castillo debía estar cumpliendo condena desde el 2 de octubre del año pasado. En esa fecha quedó firme el juicio abreviado por 5 años que el condenado firmó el 4 de setiembre de ese año por el delito de encubrimiento por receptación en concurso real con robo agravado. Por ese delito lo condenaron a 3 años y 3 meses de prisión, pero ya venía condenado a 3 años y 7 meses en otra carpeta en la que había obtenido la libertad condicional.
En síntesis, se unificaron las condenas y se le impuso una pena única de 5 años. La confirmación de la sentencia fue notificada el 7 de octubre, dando cuenta que 5 días antes ya había quedado firme la misma. Por lo que en esa fecha debía comenzar a cumplirla.
Lo cierto es que Castillo continuó en libertad sin ningún tipo de orden de captura u otra notificación que le ordenara cumplir la pena. No obstante ayer ese "error" fue advertido por el fiscal, quien solicitó en el mismo acto que el detenido comience a cumplir condena, agregando que en el caso de ser condenado por el delito que se le acaba de imputar, esta será de cumplimiento efectivo y se debería declarar su reincidencia.

A CUMPLIR CONDENA

Tras ilustrarse con la información brindada por el titular de la acción penal, la juez de turno, quien a la vez se encuentra subrogando al juez de Ejecución Penal, resolvió declarar legal la detención de Castillo, formalizó la apertura de investigación preparatoria en su contra por el delito de lesiones graves en riña, declaró abstracto el dictado de la prisión preventiva y dejó constancia que a la Fiscalía le interesa el mantenimiento de la misma, otorgó 6 meses de investigación y, por último, ordenó que Castillo comience a cumplir la pena de 5 años que se encuentra firme, por lo que quedó detenido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico