El dolor de los bomberos compañeros de Gustavo

Gustavo Contreras, el joven al que Osvaldo Marcelo Soria mató de dos disparos ayer a la madrugada en el dormitorio de la vivienda de Código 2398, había sido soldado voluntario del Ejército Argentino.



Ahora trabajaba como colocador de alarmas en una empresa privada y el domingo había cumplido con doce horas de guardia en el Destacamento 2 de Bomberos Voluntarios. Ahora, el cuartel de Kilómetro 8 está de luto. Sus compañeros no pueden entender cómo es que Gustavo fue asesinado por su ex cuñado.

Es que el domingo estuvo trabajando desde las 12 del mediodía en la colocación del servicio de wi fi para el destacamento. Quería que todo esté en orden para el torneo de truco que se estaba organizando –que ante lo ocurrido fue suspendido-. Era el que se encargaba de las conexiones de electricidad en el interior del recinto. No dudaba en dar una mano a quien estuviese a cargo de la guardia.

"Era muy eléctrico, no se quedaba quieto en todo el día, era un excelente compañero. Siempre al pie del cañón", recordaron sus compañeros. "Tenía muchos proyectos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico