El dueño de cerveza "Corona" dejó una herencia millonaria a los habitantes de su pueblo

Antonio Fernández nació en el pueblo de Cerezales del Condado en 1917 pero a los 32 años se mudó a México y decidió destinar a ese lugar gran parte de su fortuna.

El ex director ejecutivo de Grupo Modelo, propietario de la cervecera Corona, Antonio Fernández, donó gran parte de su fortuna a su pueblo natal en León. El empresario y filántropo murió en agosto, pero la decisión de dejar parte de su herencia a sus paisanos se hizo publicó hace pocos días.

El empresario nació en la pobreza en el pueblo de Cerezales del Condado en 1917. Undécimo de 13 hijos, se vio obligado a dejar la escuela a los 14 años porque sus padres no podían permitirse costear su educación.

En 1949 se mudó a México y empezó a trabajar en el Grupo Modelo como empleado de almacén, pero años más tarde se convirtió en uno de los directores ejecutivos de la compañía, haciendo de Corona una de las cervezas más populares del mundo.

Falleció a los 98 años y dejó parte de su inmensa fortuna, unos 210 millones de dólares, a los residentes de su pueblo natal. Actualmente en Cerezales del Condado viven 80 personas, lo que significa que cada uno de los habitantes de este pueblo del norte de España recibirá unos 2,5 millones de dólares.

Fernández también dejó dinero adicional en su testamento para que el pueblo construya un nuevo centro cultural y una fundación sin fines lucrativos, informó The Telegraph.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico