El duro momento que vive Huracán de Comodoro

Deudas, partida de jugadores y entrenadores e ignorar las inferiores. Eso fue el saldo de participar del Federal B para el Club Atlético Huracán de Comodoro, uno de los clubes más grandes e históricos de nuestra ciudad.

El último Federal B que disputó Huracán de Comodoro no fue nada más que un inconveniente para el club comodorense. Armaron un plantel competitivo. Con ilusiones. Dispuesto a pelear el torneo, de la mano jugadores de categoría, como lo son Gabriel "Chaca" Bustos, Diego Galván, Mauro Villegas, Diego Rubilar y compañía, pero sin pensar las consecuencias económicas y sobre todo, sin enfocarse en las divisiones inferiores, estructura básica y fundamental de cualquier institución deportiva.

Huracán, luego de la participación en el Federal B, la cual no tuvo buenos resultados en lo deportivo, dejó grietas, baches, deudas, y la partida de la mitad del plantel de primera, además de la ida de los entrenadores que tenía en las divisiones formativas.

El Patagónico dialogó esta tarde con dos ex jugadores, que partieron del club hace un poco más de dos meses. Ambos, se mostraron tristes por el presente que vive el club de sus amores. Los dos compartieron opiniones, razonamientos y sobre todo, la bronca de ver "Globo" de esta manera.

"Da pena y bronca ver así al club. Quedaron endeudados por apostar al Federal sin pensar en la economía de la institución. No se necesita mucho presupuesto para estar organizado, sobre todo de primera local para abajo, que es donde hay que apostar", comentó uno de los referentes que tenía el año pasado Rogger Morales, ex DT de la institución, quien se negó a hacer declaraciones esta tarde, comentando que "no tiene sentido que hable, ya no pertenezco a la institución".

"Lo que se vivió el año pasado fue un desorden. Con el plantel que teníamos podíamos ascender, pero íbamos a durar un año y volvíamos a descender porque no estábamos en condiciones de soportar un Federal A. Te endulzan el oído, pero traen a gente de afuera sin importar el costo. No valoran a los pibes que están hace años y hacen muchísimas cosas por el club", remarcó el otro jugador.

Huracán está tan partido al medio, que esta pretemporada reclutó sólo ocho jugadores en los primeros días. No sólo eso, sino que el Preparador Físico es, nada más ni nada menos, que un integrante de la primera local, Iván Calfú: "arrancamos hace un poco más de tres semanas. Primero éramos ocho y yo, como soy profesor de educación física, los empecé a entrenar porque no tenemos Director Técnico".

"Ahora somos 30. Contando la primera local y la reserva. Fueron llegando de a poco, pero me da tristeza ver al club donde me crie de esta forma. Hay que replantearse y volver a organizarse", afirmó Calfú.

El "Globo" está viviendo un deja vu. Algo que ya viene pasando hace años, y que no sólo sucede en Huracán, sino que Newbery también lo padeció. No importan las inferiores, ni invertir en ellas. Sólo interesa figurar en algún que otro Federal, para luego desaparecer por un par de años y volver a aparecer con incorporaciones de renombre. Siempre enfocados en la primera y sin proyectos largo plazo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico