El Encuentro Austral de Kitesurf cerró su tercera jornada con ausencia del viento

En el final de una puesta en escena que duró tres días consecutivos, los amantes del viento y el agua pudieron cerrar su punto de encuentro y dar a promocionar la actividad que de a poco va sumando adeptos.

Por Angel Romero
a.romero@elpatagonico.net

El viento fue el gran ausente del cálido domingo que se presentó en la villa balnearia con 29 grados de temperatura.
En escena, los organizadores del 3° Encuentro Austral de Kitesurf debieron guardar las velas en un evento donde el viento no les jugó una buena pasada pero que igual sirvió para promocionar la actividad y ser un punto de camarería entre los distintos navegantes de la Patagonia que se acercaron a la playa de Rada Tilly.
Mariano Puriccielli, uno de los organizadores, se refirió respecto a la última jornada. "Creo que la ausencia de viento para nada complicó, porque hoy se dio un día de sol y lo único que faltó fue el viento. Por eso muchos de los chicos que habían viajado desde otros puntos para ser parte de este evento tuvieron que retirarse porque vienen de muy lejos, de otras localidades, y les queda un largo trecho para volver a casa", sostuvo a El Patagónico.
Sobre las 16 se comenzó a dar cierre oficial al 3° Encuentro Austral de Kitesurf con la musicalización de un DJ en el patio externo del Parador #in en la bajada 10 de la villa balnearia.
"Igual para quienes se fueron acercando habilitamos un espacio para que la gente se reúna, escuche música y tome algo. Mientras vamos preparando el cierre que se nos adelantó ante la falta de viento".
Referido a las tres jornadas, Mariano reconoció que el sábado fue el día que los organizadores destacaron como más dinámico, porque a pesar que el viento no sopló como lo esperado, fueron muchas las personas que se acercaron a ver de qué se trataba el deporte extremo y que presupuesto había que manejar para iniciarse en la actividad.
"Se han acercado muchos jóvenes que les interesa hacer un deporte extremo relacionado con el agua. En especial porque tenemos todas las condiciones en este lugar ya sea desde la playa, el viento, buena gente y varias escuelas reconocidas que te inician", recalcó.
En su caso, Mariano forma parte de los navegantes que se congregan a diario en la zona para compartir el gusto por la adrenalina e interiorizarse de los elementos y presupuesto que se debe tener en cuenta.
"Existen muchas marcas y muchos equipos de kite como precios. En general cuando uno inicia se compra un equipo usado y estamos hablando de contar con un mínimo de 1000 dólares (vela y tabla) que es lo aconsejable porque en principio al comenzar en esto castigas mucho a los elementos. Ya si el equipo es nuevo hay que hablar de 1700 dólares en adelante (una vela puede llegar a costar hasta 2400 dólares y una tabla hasta 1200 dólares)", expresó.
Para quienes quieran seguir las alternativas de lo que fue el Encuentro Austral de Kitesuf pueden visitar la página en facebook, donde los adeptos del viento y el agua pueden evacuar sus dudas o conocer los horarios de las cuatro escuelas de la zona que enseñan la actividad.
"Cada vez que me pongo en el agua me convierto en un ser pleno y libre, me desenchufó de una manera increíble y me olvido de todo el resto. Además no es solo navegar sino también compartir con amigos", concluyó Mariano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico