El encuentro Nacional de Mujeres culminó con represión y decenas de heridos

Periodistas, efectivos y una decena de manifestantes resultaron heridos a raíz de la represión iniciada por personal policial para evitar que las mujeres se aproximen a la Catedral de Rosario.

Los incidentes se iniciaron pasadas las 22 horas cuando un grupo de manifestantes se aproximó al vallado de la Iglesia donde como todos los años se realizan escraches y exposiciones de frases en contra de la institución por su postura en temas como el aborto. Al llegar al lugar, las columnas se encontraron con jóvenes católicos.

enm.mp4

La Capital de Rosario aseguró que el disturbio se inició cuando las mujeres derribaron el retén y avanzaron ante la Policía, que repelió el ataque con postas de goma y gas pimienta para disuadir.

Como resultado de la represión, un periodista, un reportero gráfico, dos uniformados y varios manifestantes resultaron heridos, quienes fueron asistidos por personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES).

enm2

De acuerdo a los reportes médicos, a pesar de que hubo varios heridos, ninguno de ellos sería de gravedad.

LAS CONSIGNAS DEL ENCUENTRO

Afirmaciones como "no llegan a la prostitución por una decisión propia", "la violencia psicológica también te mata, te desmorona", "frente a los femicidios hay un gran desamparo" y "legalizar el aborto para evitar la muerte" se reiteraron en los talleres del XXXI Encuentro Nacional, que culmina mañana en Rosario con una participación masiva no tiene antecedentes en la historia de este movimiento.

Los talleres desbordaron las aulas, los patios de los colegios y facultades que actuaron como sedes e incluso en "una de las escuelas, la Pablo Richieri, debieron trasladarse a la calle y a la plaza de enfrente para poder funcionar", aseguró a Télam una de las organizadoras, Liliana Zulaica.

Un profundo debate, con denuncias y relatos de crudas experiencias sobre violencia y desatención, conductas patriarcales y conniventes, incumplimiento de leyes y proyectos que no prosperan marcaron el carácter y el clima de los debates en los más de 340 talleres que conforman el corazón del movimiento de mujeres, que este año reunió a unas 70 mil participantes de Argentina y de países vecinos.

Los 69 temas abordados reflejan la persistencia de problemáticas que atraviesan a la mujer por su mera condición, una situación que se agrava -coincidían en las aulas- frente a la pobreza, porque las vuelve más vulnerables como víctimas de trata y explotación, de prostitución, de femicidios y de muerte o penalización por abortos clandestinos.

A Milagros González "se la llevó una red de trata, fue en 2013 cuando tenía 14 años. Ella pudo escapar de un prostíbulo de Esteban Echeverría donde denuncié a los jefes de la brigada que son cómplices" de ese delito, "y la encontré deshidratada y drogada", dijo a Télam la madre de la adolescente, miembro de la organización Madres de Víctimas de Trata.

En otro de los talleres sobre ese tema estaba la madre de Sandra Ayala Gamboa, la joven que hace 10 años fue a La Plata a estudiar Medicina y cuando concurrió a una entrevista de trabajo a una repartición provincial desapareció y luego la hallaron muerta.

A Sandra "la mataron en el lugar, y a pesar de que apareció el ADN de cinco personas en las uñas de ella solo condenaron a uno solo. El resto nada y el fiscal archivó la causa, por eso pedimos que se reabra", cuestionó la madre y explicó por qué tuvo necesidad de asistir al encuentro.

Los debates revelaron el ímpetu de las mujeres, el empoderamiento para defender sus derechos y pelear contra la violencia de género y las injusticias, ya que muchas temáticas abarcaron problemas sociales, económicos, sindicales, políticos y culturales.

Todos los temas concitaron el interés de las mujeres, en especial los talleres de estrategias para el aborto; relaciones de pareja; violencia, abuso y maltrato,; feminización de la pobreza; desocupación; organizaciones sindicales; trata y explotación sexual; anticoncepción y aborto, pueblos originarios y personas trans, señalaron las organizadoras.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico