El estado de ánimo afecta a la digestión

Emociones como la ansiedad, la tristeza o el enojo era tan directamente los procesos digestivos afectando, en casos crónicos, la salud integral de la persona.

Recientemente investigaciones de la escuela de medicina de la universidad de Harvard se sumaron a las ya decenas de estudios que sustentan esta teoría.
Los científicos añaden que también malestares digestivos comunes, como la sensación de hinchazón, la acidez, el malestar, y la pereza intestinal estarían directamente relacionadas con el estrés, la ansiedad o diversos cuadros emocionales.
Estos últimos, todos problemas se experimentan comúnmente al menos una vez en la vida, pueden ser motivo de vergüenza y gran incomodidad cuando se vuelven crónicos, especialmente en la vida social, el deporte y en el disfrute de la rutina diaria.
Por este mismo motivo es importante tener en cuenta algunos consejos que ayuden a disminuir el riesgo de que las emociones se interpongan en medio de la digestión. Si bien reducir los niveles de estrés en la rutina, aliviar la tristeza y equilibrar las emociones resulta una tarea compleja y sus métodos siempre dependen de casa caso, se pueden tomar medidas respecto a las rutinas alimentarias para normalizar y fortalecer el funcionamiento del aparato digestivo.
- Beber como mínimo dos litros de agua a diario contribuye con la digestión y con el equilibrio general del organismo.
- Hacer ejercicio diariamente estimula el movimiento intestinal y la digestión y además libera hormonas que ofrecen sensación de placer y tranquilidad a la mente.
- Incluir vegetales, granos integrales, fibras y frutas a la dieta diaria mejora la digestión y completa la nutrición del organismo.
- Consumir productos lácteos fermentados como los yogures aporta probiótics útiles para la digestión y la creación de la flora intestinal.
- Evitar las drogas, el tabaco y el alcohol tiene un impacto directo en la calidad de la digestión.
Seguir estos simples tips puede ayudar a mejorar la calidad de la digestión, evitar que los vaivenes emocionales la afecten de forma aguda (aunque no se puede evitar que estos tengan alguna influencia) y hasta incluso influir en el equilibrio emocional desde el balance de la digestión.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico