El estudiante golpeado no volverá a clases por falta de contención institucional

Los padres de dos de los chicos acusados de haber golpeado a Laureano afuera de la Escuela 707 de Kilómetro 8 y la madre de la víctima, se reunieron ayer con el director. Analizaron la violenta situación vivida el miércoles a la salida del colegio, pero las autoridades escolares aún no sancionaron a nadie. "Laureano directamente no vuelve a la escuela", aseveró Loreta Cárdenas.

El episodio vivido afuera del Colegio 707 de Kilómetro 8 causó un gran revuelo en el seno de la comunidad educativa. En las redes sociales se subió un video con la golpiza que sufrió el estudiante de 16 años que fue atacado por la espalda por cuatro alumnos de sexto año del mismo establecimiento educativo.
El motivo del incidente entre los estudiantes aún no está claro porque el grupo agresor acusa a la víctima y viceversa. Lo cierto es que alumnos del mismo colegio resolvieron sus diferencias con la sangrienta pelea en la que Laureano terminó con la cabeza rota, sangre en la nariz y otras lesiones en el rostro.
Como consecuencia el joven tuvo que ser hospitalizado y ayer no concurrió a clases. Su madre Loreta Cárdenas, recibió a El Patagónico en su casa y contó que ayer se reunió con el director Simón González.
“Me acerqué a la escuela y a las 8 ya estaban los padres de los dos chicos hablando con el director", indicó.
El propio González vio el video que comenzó a circular en las redes sociales, donde se podía observar la agresión a Laureano por parte de los alumnos más grandes. La indignada madre sostuvo: “estos papás llevaron el reclamo que hubo amenazas de parte de él (su hijo) con un arma, que salió en el Facebook".
Loreta agregó que en la mencionada red social los estudiantes "dicen que prendieron fuego una puerta de la escuela y dicen que fue Laureano. Mi hijo está criado con todo el amor de parte mí, de los abuelos y tíos. Se amenazaron con el dedo, se miraban mal y lo esperaron a la salida".
Acusó: “hay un pibe que es jugador de rugby que lo frena, le pega al otro pibe (que acompañaba a Laureano) para que no filme y lo empujan a un profesor que quiere parar la pelea. En el Facebook sale un pibe con un arma con el nombre de él. Laureano no tiene ese jeans, no usa esa campera y no tiene un arma”, subrayó.

RENDIRA LIBRE
Las autoridades escolares se comprometieron que hoy darían una solución al problema que consistiría en amonestaciones o sanciones a los agresores. “El papá de Laureano va a buscar que echen a los chicos de la escuela, va a ir a la Fiscalía y que esto no quede acá”, adelantó.
La madre del adolescente cuestionó: “la escuela dice que afuera no pueden hacer nada. El radio (escolar) lo cubren hasta llegar a la casa, pero ellos dicen que el seguro les cubre si están adentro de la escuela". Por otro lado, el director "se comprometió a armar el acta, nosotros vinimos y no lo hizo", sostuvo.
Loreta criticó: “nadie me pregunto: ¿cómo está tu hijo, está bien o necesita algo? Me dijeron que ellos iban a seguir hablando y que me iban a citar para firmar el acta".
Dice que la máxima autoridad del colegio los instó a continuar con la parte legal para que "cada uno haga lo que quiera".
Por esa razón, "yo hice la denuncia de todo, hacia la escuela y a los preceptores. Ahora me acerqué para hacer una denuncia y si a mi hijo le llega pasar algo se hará responsable la escuela".
Cárdenas también cuestionó: “la escuela es un descontrol, las puertas están abiertas y entra cualquiera. Si vos querés entrar a vender falopa (droga) te sentás en el baño".
Para la preocupada mamá el colegio debería “tener la puerta cerrada bajo llave con un timbre. Hoy estaban las dos porteras ahí afuera porque pasó todo esto. Laureano directamente no vuelve a la escuela, le hablé yo y le pedí al director cómo hacer para que rinda libre. Yo no quiero que vaya a la escuela y lo maltraten. La decisión mía es que él rinda libre y después cambiarlo de escuela”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico