El ex director del Hospital Regional denuncia un boicot en su contra

A Gustavo Guerrero le manifestaron que lo desplazaban del cargo porque durante su licencia el centro asistencial había quedado acéfalo. El argumenta que había designado como reemplazo durante su ausencia a Luis Cisneros. "Siento que tanto el Estado como la misma gente que está en la conducción del hospital están haciendo una especie de boicot para sacarme de la dirección", apuntó.

Mientras estaba de luna de miel en el exterior, el médico Gustavo Guerrero recibió la notificación de que el Hospital Regional estaba acéfalo. Sin embargo, él manifiesta que las tareas administrativas habían quedado a cargo de su colega Luis Cisneros por pedido de él mismo.
En diálogo con Radio del Mar, Guerrero manifestó que recibió el decreto del Ministerio de Salud acerca del abandono en la dirección del centro asistencial de Comodoro Rivadavia. "Cuando llegue a Comodoro voy a blanquear muchas cosas que tiene que conocer la gente", anunció.
"El 27 de febrero me casé en Comodoro Rivadavia y el 29 tomé licencia –hasta el 31 de marzo-. Se hizo toda la documentación en donde estoy acreditado por los 10 días de matrimonio más las vacaciones", detalló el ahora ex responsable del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia.
"Siento que tanto el Estado como la misma gente que está en la conducción del Hospital están haciendo una especie de boicot para sacarme de la dirección", apuntó Guerrero, con especial énfasis en Luis Cisneros, quien ahora ha sido nombrado por el Ministerio de Salud como director interino de la institución.
Guerrero recibió la comunicación de que su argumentación para salir de licencia, al igual que la de su esposa que también es empleada estatal, no estaba en orden. "A raíz de esto presento mi renuncia de forma verbal porque no me voy a hacer cargo de las cosas que hayan hecho durante este periodo", agregó.
"Estar a 22 días sin la conducción del hospital y que sucedan estas cosas implica que no me quieren en el sistema. El motivo la verdad que no lo sé", se lamentó.
"Estoy muy enojado, es de cobarde hacer un trabajo sucio y decir que el hospital está acéfalo cuando tiene un director. Es de cobarde estar a más de 3.000 kilómetros de distancia y hacer todo público y no esperar a que llegue", manifestó Guerrero. "Demuestra cobardía, ir por detrás, y firmar papeles que no sé de qué firmaron", remarcó.
"Quiero que sepan que no me importa si me tengo que ir del hospital porque yo hice las cosas de forma ordenada. Hoy voy a luchar por lo que le corresponde a la gente de Comodoro y me parece absurdo que hagan una resolución diciendo que no tenga dirección cuando sí lo tiene. Además, me pelee con obras sociales para que el hospital tenga lo que tiene. En 22 días tiraron a la basura todo lo trabajado en un año", disparó.
"Con Cisneros no quiero tener ningún trato. Yo dejé a alguien responsable para cubrir todo lo que nos costó tanto lograr, pero no cubrió absolutamente nada", expresó el ex director.

CISNEROS SE DEFIENDE
Ante las acusaciones de Guerrero, a Cisneros le dolió que se hable de traiciones. "Es una tarde bastante movida y triste porque como se están dando las cosas. Yo como soy siempre de la verdad, no voy a hablar del doctor Guerrero, no hay ninguna trampa ni ningún puñal en la espalda, nosotros estamos, seguimos a cargo de esto", manifestó a Del Mar.
"El hospital tiene dependencia directa desde el Ministerio, yo estoy a cargo de la dirección, estoy esperando que él llegue, esto le hace mucho mal al hospital estas cosas se solucionan de manera interna", resaltó el pediatra. "Acá no hay cacería de brujas ni nada por el estilo", planteó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico