El exhibicionista recuperó la libertad y no podrá acercase a la denunciante

El control de detención de Hernán Zamudio se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial, tras lo cual recuperó la libertad. Se trata del joven que fue detenido el miércoles luego de ser denunciado por la madre de una niña de 10 años que aseguró que le mostró los genitales a la nena y pretendió llevársela. La Fiscalía formalizará la investigación en los próximos días y el sospechoso no podrá acercarse a menos de 200 metros de la víctima.

La audiencia de control de detención de Hernán Héctor Zamudio (19) se llevó a cabo ayer por la mañana en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por el juez penal de turno, Miguel Angel Caviglia.
El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la funcionaria Cintia Iglesias, mientras que el detenido fue asistido por la defensora pública María Cristina Sadino.
Hay que recordar que Zamudio fue detenido en la tarde del miércoles, aproximadamente a las 17:30, en la zona de chacras de Bella Vista Norte. Fue luego de que la madre de una nena de 10 años alertara a la policía de Laprida sobre el accionar repudiable del sujeto, sobre quien aseguró que le exhibió los genitales a la nena e intentó llevársela.
Tal como informó El Patagónico en exclusiva, la nena estaba en el patio y el sujeto –que reside desde hace medio año en la casa de su hermana, próxima a la vivienda de la denunciante— se habría acercado al alambrado y llamado a la niña, quien se aproximó inocentemente. Fue cuando estaban a corta distancia que habría actuado el exhibicionista.
En la audiencia de ayer la acusadora pública pidió que se declare legal la detención de Zamudio, sobre quien se confirmó es oriundo de Misiones.
La funcionaria agregó que no formalizaría, por el momento, la apertura de la investigación porque antes debe realizarse una pericia de rutina que forma parte del protocolo ante este tipo de delitos que atentan contra la integridad sexual.
De todas maneras, se solicitó una medida de protección para la víctima, como es la prohibición de acercamiento. Por ello, durante 90 días el sujeto no podrá acercarse a menos de 200 metros de la víctima ni de su madre, quien denunció el hecho.
El juez, finalmente, declaró legal la detención y ordenó la libertad del sujeto luego de aclararle los alcances de la prohibición dictada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico