El éxito del remate estuvo en la innovación tecnológica

Las ventas que ayer se produjeron en el remate de la 79ª Exposición Ganadera de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia llegaron a los 553.500 pesos, un número que refleja la crítica situación del campo y los esfuerzos que se hicieron desde la entidad para mejorar las ofertas. El dato significativo de ello fue el nuevo sistema de remate, con pantalla y conexión a internet, que se implementó en esta muestra.

El importe total de ventas realizado ayer a la mañana y mediante el nuevo sistema en la 79 Exposición Ganadera de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia alcanzó a los 553.500 pesos, número en el que están contenidas todas las ventas realizadas, que alcanzó al 65% de los animales puestos en remate.
Tal como sucede en la Expo, una vez más el gran campeón elegido el sábado, de la cabaña Rayhuao de Río Negro, no recibió el nivel de oferta que hubiese dejado conforme a sus propietarios, ya que ni siquiera se ofertó por el piso puesto en el arranque del remate.
El merino astado, lana entero, carnero de 4 dientes de la estancia Leleque, fue el animal mejor pagado. El brete 9, que compró Triana SRL, fue vendido en 80.000 pesos, seguido por el brete 60/1 de la Cabaña Media Luna de Sarmiento. El Polled Merino, lana entero, borrego de 2 dientes, fue comprado por 65.000 pesos por Tomás Ibáñez de Santa Cruz.

PANTALLA POR MARTILLO
En esta Exposición Ganadera, en función de la situación crítica que vive el campo, la comisión directiva de la Sociedad Rural de Comodoro decidió apostar a la innovación y así puso en marcha ayer el nuevo sistema de remate, donde cada cabañero podía ver los animales mediante pantalla y conexión a internet, sin necesidad de comprar o vender.
En la pantalla fueron saliendo los valores que cada comprador ofrecía por cada animal de las distintas cabañas.
Luego de las explicaciones del caso y del contacto directo que se generó en la pista, el rematador Luis Fernando Biaus fue dando los números finales, que se conocieron a las 12, aunque algunas ventas también se terminaron definiendo posteriormente.
“Utilizamos esta vez un sistema distinto. Suspendimos el martillo tradicional y se generó este espacio de 9 a 12 para que pueda haber intercambio entre compradores y vendedores. Por suerte el sistema, por la comprensión y ayuda de todos, funcionó muy bien, y se vendió el 65% de los animales que se ofrecieron”, explicó Biaus a El Patagónico.
El tradicional martillero rescató la decisión de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia porque “esta era una jugada muy fuerte. Si no hubiera pasado lo que pasó en los últimos 4 años, posiblemente se hubiera seguido con la subasta tradicional, que es la mejor, pero había que hacer algo para apuntalar el nivel de ventas, y por suerte funcionó”, reiteró.

"ARRIESGAMOS MUCHO"
El presidente de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia, Federico Pichl, también se mostró ayer satisfecho y aliviado con el resultado del nuevo sistema de remate. “Pasamos muchos nervios porque esta vez dejamos atrás lo que se hizo en 78 ediciones. El cambio que introdujimos no es poca cosa, corrimos muchos riesgos, pero todo funcionó a la perfección”, apuntó satisfecho a este diario.
Para Pichl el nuevo sistema “le dio a todos más tiempo para pensar y tomar una decisión. El nivel de ventas fue bueno para los tiempos que corren, se vendió un porcentaje muy importante de los carneros y a un precio respetable. Hay cosas para mejorar, como la pantalla que no siempre se veía bien, pero creo que cubrimos las expectativas e hicimos historia al innovar en esta 79 muestra”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico