El fiscal general de Brasil prepara su denuncia contra Michel Temer

Luego de haber sido absuelto, con escándalo, por cuatro votos a tres, por el Tribunal Superior Electoral, Temer tiene por delante el panorama judicial referente a la investigación que le abrió el Supremo Tribunal Federal por corrupción, obstrucción de la justicia y asociación ilícita.

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, prepara una denuncia penal contra el presidente Michel Temer, cuyo aceptación o rechazo dependerá de una votación en la Cámara de Diputados, en otro momento que se prevé dramático de la crisis política brasileña, informaron ayer fuentes judiciales citadas por la prensa local.
Luego de haber sido absuelto, con escándalo, por cuatro votos a tres, por el Tribunal Superior Electoral (TSE) el viernes pasado, Temer tiene por delante el panorama judicial referente a la investigación que le abrió el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) por corrupción, obstrucción de la justicia y asociación ilícita.
Janot debe definir en la próxima semana, según fuentes judiciales, si hace la denuncia contra Temer por el supuesto aval al pago de sobornos registrado en una conversación que mantuvo con el dueño del frigorífico JBS, Joesley Batista, un delator que lo grabó conversando sobre coimas y compra de fiscales y jueces.
Esta crisis iniciada en mayo para Temer tiene sus tiempos judiciales: a partir de la denuncia del fiscal general, el caso debe ser enviado al STF, que a su vez la enviará a la Cámara de Diputados.
La cámara baja debe votar (necesita dos tercios) si acepta o rechaza la denuncia, ya que se trata de definir si el presidente será procesado.
El trámite parlamentario puede estar listo para fines de agosto y principios de septiembre, y depende del presidente de Diputados y primero en la línea de sucesión presidencial, Rodrigo Maia.
El proceso de votación es similar al de un juicio político, pero si es aceptada la denuncia del fiscal el caso será no juzgado por el Senado sino por el STF, con el mandatario apartado por 180 días, hasta tener un veredicto.
Según la TV Globo, Janot, que está reuniendo pruebas en la investigación sobre Temer y la grabación que le hizo Batista, incluirá el caso de Rodrigo Rocha Loures, ex asesor presidencial filmado llevando 500.000 reales dada por JBS supuestamente con Temer también como destinatario.
El presidente pasó un fin de semana bajo fuego periodístico y judicial: la revista Veja publicó que la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) investiga por orden del gobierno al juez de la corte Edson Fachin, quien abrió la investigación contra el gobernante.
El Palacio del Planalto (sede gubernamental) desmintió el caso, en el cual se involucraron directamente Janot y la presidenta del STF, Carmen Lúcia Antunes, al calificar esa posiblidad como "propia de las dictaduras".
El viernes pasado, tras haber sido absuelto por el TSE, Temer ganó un respiro político, pero el desenlace del caso puso en evidencia supuestas decisiones políticas de los magistrados.
El presidente de este tribunal y también juez de la corte, Gilmar Mendes, considerado aliado de Temer, dijo ayer que parte de los medios entendió que un juicio técnico "iba a resolver la crisis política".
"Nos toca a los jueces decidir en forma contramayoritaria y desagradar a la vox populi y a los medios. Caso contrario, sería mejor extinguir al Poder Judicial y crear un Gran Hermano para escuchar el veredicto del 'vox populi' y la prensa", dijo Mendes al diario Folha de Sao Paulo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico