El Frente Renovador, Moyano, Caló y Barrionuevo unidos por Ganancias

Durante el encuentro, los dirigentes de las tres CGT consensuaron los reclamos sobre el impuesto a las Ganancias para impulsar a un proyecto de ley unificado para actualizar las escalas, que el Poder Ejecutivo quiere postergar hasta el año próximo.

Los diputados massistas Graciela Camaño y Marco Lavagna compartieron la sobremesa del almuerzo que reunió a los titulares de las tres CGT Hugo Moyano (Azopardo), Antonio Caló (Alsina) y Luis Barrionuevo (Azul y Blanca), a quienes les presentaron su propuesta acerca del impuesto a las Ganancias y advirtieron que para ellos el mínimo no imponible debe ser de 60.000 pesos en el caso de los trabajadores casados con dos hijos. Caló, antes del encuentro había anticipado que los gremios estaban "desilusionados" con el insuficiente aumento decidido por el gobierno nacional.
Durante el encuentro, los dirigentes de las tres CGT consensuaron los reclamos sobre el impuesto a las Ganancias para impulsar a un proyecto de ley unificado para actualizar las escalas, que el Poder Ejecutivo quiere postergar hasta el año próximo. En cuanto a una posible reunificación de las centrales obreras, Caló afirmó que lo de hoy es "un primer paso".
Antes de ingresar a la sede de la CGT de Azopardo 802, el metalúrgico consideró que "la Argentina y el movimiento obrero necesitan una unificación". "No tengan dudas que cuando tengamos que defender los puestos de trabajo, los derechos de los trabajadores, vamos a estar juntos", afirmó.
En tanto, el secretario adjunto de la CGT Azopardo, el senador Guillermo Pereyra, ratificó que las tres centrales obreras peronistas están a "un paso" de la unificación.
Caló, se esperanzó en una "próxima" unificación entre las tres centrales sindicales y aseguró que "en el andar vamos viendo la unificación" de las centrales sindicales.
Antonio Caló expresó: "Estamos preocupados por los puestos de trabajo. Si el gobierno sigue con la apertura indiscriminada de las importaciones yo voy a tener este año entre 20.000 y 30.000 compañeros despedidos".
Con respecto a la corrección de tarifas calcula un aumento de entre 300% y 600% en las boletas de luz y relató que en Santa Fe un empresario que pagaba $110.000 por la factura de luz, este mes le llegó una factura por $700.000 y se preguntó: "¿Cómo hace ese empresario para sostener su actividad?".
Durante el encuentro se debatió la estrategia de los diputados nacionales de origen gremial con respecto a una serie de proyectos de ley tendientes a modificar aspectos del impuesto a las Ganancias.
Tanto Moyano como Barrionuevo y Caló manifestaron públicamente su desacuerdo con el anuncio formulado la semana pasada por el presidente Mauricio Macri sobre el incremento a 30.000 pesos del mínimo no imponible.
Si bien ponderaron el anuncio presidencial, los tres dirigentes gremiales coincidieron en sostener que era "insuficiente", fundamentalmente porque está pendiente la modificación las escalas que rigen el impuesto y no se prevé una suba automática del mínimo no imponible. La intención del movimiento obrero, según un vocero, es "conseguir una suba en el mínimo no imponible, una cláusula de actualización automática y la modificación a las escalas porcentuales del impuesto".
En el Congreso existen varios proyectos referidos al impuesto a las Ganancias, pero más allá de consensuar con algunos de los presentados trascendió que las centrales obreras elaboraron uno propio y pretenden convertirlo en ley. Más allá de las especulaciones sobre las negociaciones por la unificación de la CGT, la foto de sus tres principales referentes juntos será un fiel reflejo de lo que espera la mayoría de los gremialistas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico