El fuego ya consumió 1.500 hectáreas en Junín de los Andes

Bomberos, brigadistas y vecinos intentaban ayer frenar el avance de las llamas en el cerro Santa Julia, en Junín de los Andes, que mantenía en vilo a la población y amenazaba con seguir avanzando.

El ministro de Seguridad, Trabajo y Ambiente de Neuquén, Jorge Lara, admitió que el incendio permanecía "descontrolado", mientras que las llamas habían quemado unas 1.500 hectáreas de tres campos del cerro, camino a Chile por el paso Mamuil Malal.

Un grupo de policías controló el tránsito en las rutas y evaluando que el humo no fuera un problema para la visibilidad de los conductores. Unos 140 brigadistas y más de 70 vecinos realizaron descomunales esfuerzos tratando de cerrar el paso a las llamas.

Tres máquinas realizaron cortafuegos para contener el incendio que arrasó con pastos secos y vegetación nativa. El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) informó que el personal de guardia realizó cortes preventivos del servicio de luz, de dos a tres horas de duración en la zona afectada.

incendio junin de los andes.jpg

En horas de la tarde había bajado la intensidad del fuego, producto del trabajo incesante de tres aviones y dos helicópteros hidrantes, pero el viento obligó a redoblar las tareas para evitar que se siguieran propagando las llamas.

"El fuego está totalmente descontrolado, recién cuando mermó el viento pudieron retomar las tareas los aviones hidrantes y los helicópteros. El viento nos jugó una mala pasada y se extendió hacia su flanco derecho", explicó a La Mañana Neuquén, el bombero Domingo Zúñiga.

incendio junin.mp4

Si bien el pronóstico del tiempo no es alentador en cuanto a probabilidad de lluvias, indica que hoy permitiría trabajar con más comodidad a los bomberos y brigadistas.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico