El futsal femenino ya tiene su sede propia

Suma un nuevo logro institucional al haber inaugurado su nueva sede céntrica, para la realización de reuniones de delegados y otros proyectos a futuro, que buscarán seguir desarrollando la disciplina en la ciudad. Estuvieron presentes autoridades municipales, representantes de clubes y gente del ambiente del futsal.

El último miércoles por la tarde se realizó la inauguración y presentación de la nueva sede de la Asociación Femenina Comodoro Rivadavia de Fútbol de Salón (A.Fe.C.Fu.Sa), la cual ya se encuentra en funcionamiento en calle Huergo 751.
En un breve acto estuvieron presentes autoridades de la Asociación encabezada por Beatriz Neira, autoridades municipales y referentes del futbol de salón de la ciudad, como así también delegados, colaboradores y jugadoras, entre otros.
El primero en tomar la palabra fue Miguel Mata, delegado del Club Chispitas, quien felicitó a la presidenta de la entidad comodorense, en una disciplina que tras largo tiempo de esfuerzo cuenta hace poco con personería jurídica, y tras una gran expansión en los últimos años, logró en esta oportunidad un anhelado objetivo de sede propia.
Estuvieron presentes los concejales Adriana Casanova, Maximiliano Sampaoli, el vice-intendente Juan Pablo Luque, como así también Othar Macharashvili, presidente del Ente Autárquico Comodoro Deportes.
"Hace 40 años que están trabajando. Hace no mucho tiempo lograron la explosión del futsal femenino. No solamente de las adultas sino también ahora con el desarrollo del futsal femenino infantil. Y todo esto en conjunto con todos los que tenemos pasión por el deporte. Gracias a ustedes, vamos a seguir apoyándolos, y el empuje que le ponen ustedes tiene que ser mostrado, y en esta casa que mira a todo Comodoro, van a dar muestras que se pueden hacer muchas más cosas. Estamos más que agradecidos", expresó el presidente de Comodoro Deportes.
Tras la inauguración, dejando en evidencia el cartel principal de la sede, Betty Neira cerró: "gracias por el acompañamiento, por creer. Después de mucho tiempo en el futsal femenino, una vez dije que debíamos estar un escalón más arriba. Conseguí un grupo de mujeres que me acompañaron en esta patriada. Gracias a mis amigas porque cada vez que propuse algo, me dijeron que sí, y lo logramos. Hoy después de tres años de personería jurídica, logramos tener nuestra casa. Ya no tendremos que deambular por ahí, suspendiendo la reunión porque no tenemos lugar. Hoy tenemos lugar, y con orgullo y mucho cariño les ofrezco esto, su casa. Gracias a ustedes por apoyarme y creer en mí, por creer en este deporte".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico