El gobierno de Colombia y las FARC publicaron el nuevo acuerdo de paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, indicó en su cuenta de Twitter que el nuevo acuerdo "refleja propuestas del Sí y el No" e invitó "respetuosamente" a todos los colombianos a leer y escuchar los cambios realizados.

En medio del reclamo de la oposición, que pretende revisar su contenido, el gobierno de Colombia y las FARC publicaron ayer en la página web de las negociaciones de paz el nuevo acuerdo, que según las dos partes incorpora los ajustes y modificaciones que pactaron a partir de las propuestas de los grupos que defendieron el No en el plebiscito del 2 de octubre último.
"A partir de este momento los colombianos pueden leer en su totalidad el nuevo acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, que incluye los cambios, precisiones y ajustes firmados el 12 de noviembre", indicaron los equipos negociadores en un comunicado conjunto fechado en La Habana.
El acuerdo definitivo, con los cambios ya introducidos, ya está disponible en la página web de la mesa de conversaciones, añadió EFE.
El presidente de Colombia Juan Manuel Santos indicó en su cuenta de Twitter que el "nuevo acuerdo refleja propuestas del Sí y el No", e invitó "respetuosamente" a todos los colombianos a leer y escuchar los cambios realizados.
"Felicitaciones a Iván Márquez y la delegación de paz de las FARC por el esfuerzo realizado para hacer realidad el acuerdo de la esperanza", escribió en su cuenta de la red social de Twitter el máximo líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias Timochenko.
Las delegaciones del gobierno de Colombia y las FARC alcanzaron un acuerdo de paz el pasado agosto tras casi cuatro años de negociaciones en La Habana, que fue rubricado por Santos y Timochenko el 26 de ese mes en un acto formal en Cartagena de Indias.
Sin embargo, los colombianos rechazaron por un estrecho margen el documento en el plebiscito del 2 de octubre, y desde entonces las partes trabajaron para desbloquear el proceso de paz.
Se espera que el nuevo documento sea ratificado en el Congreso de Colombia, y no en un nuevo plebiscito.
Por su parte, el jefe de las FARC, Ivan Márquez, precisó que en el nuevo acuerdo de paz alcanzado con el gobierno se modificó en un 65% la jurisdicción para la paz y un 90% el punto de género, y hubo más de 100 variaciones en el tema de reforma rural, participación política, drogas, víctimas, fin del conflicto y verificación e implementación respecto del pacto rechazado por el plebiscito del 2 de octubre.
El líder insurgente, quien encabezó el equipo negociador en las conversaciones iniciadas hace cuatro años en Cuba, aseguró que el nuevo acuerdo traerá ambiente de esperanza y democratización para Colombia, "donde las manifestaciones de jóvenes y partidos políticos incitaron a un gran cambio histórico".

PAZ ESTABLE Y DURADERA

Además, recalcó que fueron semanas de trabajo arduo, donde se tuvo en cuenta las inquietudes y propuestas de diversos sectores, para lograr las modificaciones.
"Hemos trabajado de manera incansable, día y noche para entretejer en un solo cuerpo el nuevo acuerdo final, sobre el que empezaremos la edificación de la paz estable y duradera para Colombia. Fueron días muy difíciles con la delegación gubernamental que ha permitido reafirmar la vocación de paz y reconciliación de un país con conversaciones fructíferas", dijo Márquez en un discurso citado por radio Caracol y el diario El Espectador.
Refirió que "el resultado del plebiscito nos llevó a pensar acerca de los límites de la democracia liberal y la regla mayoritaria, particularmente cuando se habla de mayúscula abstención y de decisiones de semejante trascendencia".
"Entendimos que pese a la débil mayoría teníamos el compromiso de aceptar el resultado adverso del referendo", admitió desde La Habana.
Agregó que "al nuevo acuerdo el único camino que le espera es su implementación, teniendo en cuenta que con él quedan sentadas las bases de una tarea más compleja: la construcción de una paz estable y duradera".
En ese sentido, no se habló de la convocatoria a un nuevo plebiscito u otro mecanismo de participación popular para que los colombianos le den vía libre al nuevo texto.
"Hemos realizado nuestro mejor esfuerzo por responder nuestros anhelos de paz y podemos afirmar que hemos cumplido", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico