El Gobierno cuestionó a la ONU por Milagro Sala

El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de Naciones Unidas hizo un "llamamiento urgente" para pedirle al gobierno de Mauricio Macri que tome una decisión sobre la detención de Milagro Sala, y el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, salió a responder.

"No hay que generar interferencia sobre los procesos judiciales, cosa que el gobierno anterior se cansó de hacer. Nos gusten o no nos gusten sus decisiones", afirmó el funcionario.
Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, dijo que el gobierno nacional se interioriza por la salud de la diputada del Parlasur y dirigente social Milagro Sala, presa en Jujuy por orden judicial, al revelar que la semana pasada enviados suyos viajaron a la provincia norteña con el propósito de constatar que "las garantías de su detención estén cumplidas".
Todo esto ocurrió después de que el organismo de la ONU dio curso a la denuncia contra el Estado argentino por la detención de la líder de la Tupac Amaru, presentada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels), Amnistía Internacional y Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes).
"Ahora el Estado nacional debe responder ante la Organización de las Naciones Unidas por la detención de la referente de la Tupac Amaru", informó el Cels en un comunicado.
Según la agencia de noticias AFP, el departamento de la Organización de Naciones Unidas dio dos opciones al gobierno nacional: o libera a la líder de la Tupac Amaru o justifica por escrito su negativa para excarcelarla. En este último caso, el Grupo de Trabajo podría expedirse.
El escrito de la denuncia admitida por la ONU afirma que el gobierno jujeño desarrolló una "profusa y activa estrategia estatal de hostigamiento y persecución penal de referentes de la organización barrial Tupac Amaru y de la Red de Organizaciones Sociales de Jujuy con el fin de impedir el desarrollo de una protesta social de sectores populares" en esa provincia.
La detención por esta segunda causa "se asemeja mucho a un intento de justificar su privación de libertad por la causa por la protesta con el objeto de que permanezca alojada en un centro penitenciario y, de esta manera, coartar su derecho a la libertad de expresión", subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico