El gobierno de Macri será de "extremo centro"

El presidente provisional del Senado aseguró que el Presidente "no es un señor que se enamore de sus posiciones". Además, defendió el nombramiento de los jueces de la Corte y opinó que "hacer decretos no es ser autoritario".

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, aseguró que el presidente Mauricio Macri "no es un señor que se enamore de sus posiciones" y aseguró que encabezará un gobierno de "extremo centro". Además, defendió el nombramiento de los jueces de la Corte Suprema.

En una entrevista con el diario La Nación, Pinedo opinó sobre el precio del dólar y el levantamiento al cepo: "Estar debajo de 14 y haber aumentado las reservas del Banco Central me parece un hecho impresionante para el futuro de la Argentina".

En esa línea, afirmó: "Si generamos mucha confianza, como creo que ya generamos y vamos a generar más, el problema va a ser que no caiga mucho el valor del dólar. El problema no va a ser la suba sino la baja, porque si vienen muchísimas inversiones a Argentina va a haber que poner un límite para que no se destruya el dólar y ponga en peligro la producción nacional".

Consultado sobre los posibles efectos de la devaluación, señaló: "Lo que es drástico es la gente que no tiene empleo. Si vos vas por el camino que venían, lo que se hubiera logrado era quedarse sin reservas en la mejor década en 100 años de los productos argentinos en el exterior. Es magia inversa. Y no generar empleo y crecimiento durante cuatro años. Eso me parece drástico a mí, no salir de eso".

Además, opinó sobre cómo hacer para que la devaluación no deteriore el poder adquisitivo. "Con mecanismos heterodoxos. Esto es para los que dicen que este es un gobierno neoliberal y todos esos disparates. Básicamente se hace protegiendo la producción local, haciendo acuerdos de precios y salarios, acuerdos entre los empresarios y los sindicatos y cuidando que no haya prácticas monopólicas. En síntesis, haciendo actuar al Estado con las herramientas que tiene. Un Estado moderno".

"Guillermo Moreno las medidas que tomaba las tomaba por los valerosos empresarios argentinos: los llamaba por teléfono y los otros se morían de miedo y salían corriendo. Ahora hay una ley de Defensa al Consumidor, de la Competencia y se van a aplicar", agregó.

En cuanto a las declaraciones de Moyano, quien dijo que "esto tiene aroma a los 90" y pidió que no haya cepo a las paritarias, respondió: "Yo creo que la negociación salarial tiene que ser libre y responsable, y se tiene que acordar entre empresarios y trabajadores con la supervisión del Estado en caso de desacuerdo".

También opinó sobre los decretos para nombrar a dos jueces de la Corte. "hacer decretos no es ser autoritario. La Constitución le dice al Presidente: 'Usted puede nombrar a los funcionarios cuando hay receso en el Senado por decreto, sujeta la validez del decreto a que cuando se reúna el Senado, es éste el que toma la decisión, no usted'. Es una medida transitoria, corta, nada más".

"El Presidente podría haberse hecho el distraído con este tema y tener un romance un poco más largo, sin pagar costos. Pero le pareció que tenía que mandar el mensaje de la independencia del poder político de la Justicia, el mensaje de que Argentina tiene que tener Justicia y para eso había que cubrir vacantes en la Corte. ¿Podría no haberlo hecho y navegar? Sí. Y no hubiera tenido críticas", afirmó.

También sostuvo que "el Presidente va a tener en cuenta lo que la crítica diga" y que no retrocedió sino que "corrigió" su decisión ya que "Nunca dijo: 'juran tal día". Macri no es un señor que se enamora de sus posiciones. Trata de hacer las cosas lo mejor que puede".

"Yo creo que el de Macri va a ser un gobierno desarrollista y va a ser un gobierno de extremo centro", definió y detalló: "Será absolutamente centrista. Que sabe que tiene que combinar los valores de la izquierda como la igualdad, con los valores de la derecha, como el orden mínimo o los valores de la libertad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico