El Gobierno mexicano prevé despedir a 25.000 empleados

El Gobierno mexicano prevé despedir a 25.000 empleados, de los cuales 10.000 corresponden a la petrolera estatal Pemex, ante la caída en los ingresos por la exportación de crudo que golpeó duramente las finanzas del país, empresa que el año pasado ya había echado a otros 15.000 trabajadores tercerizados.

La economía creció el año pasado un 2,5 por ciento, por debajo de las proyecciones originales del gobierno, pero el cuarto trimestre concluyó con un desempeño de apenas 0,6 por ciento positivo respecto del tercer trimestre, lo que confirma que el país enfrenta una fuerte desaceleración.
México creció en 2014 un 2,2 y en 2013 un 1,3 por ciento, pero este año se contempla un aumento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 2,6 y 3,6 por ciento, aunque los expertos creen que será mucho menor.
El presupuesto nacional, en su capítulo de servicios personales, prevé una reducción de 7.300 millones de pesos (unos 400 millones de dólares).
El titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario del ministerio de Finanzas, Isaac Gamboa, argumentó que la mayoría de los despedidos en el gobierno serán trabajadores eventuales que trabajan sin contrato indefinido.
Por ahora se desconoce en qué dependencias del gobierno se realizarán los recortes, que se llevarán a cabo a lo largo del año.
La mayor carga de esta ola de despidos recaerá en la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que ha visto caer estrepitosamente sus ingresos debido a la caída de los precios internacionales del crudo.
Actualmente los precios del crudo mexicano regresaron a los niveles de hace 12 años para alcanzar los 20 dólares, cuando en diferentes épocas del pasado reciente, como en 2011 y 2014, llegaron a estar por encima de los 100 dólares.
Las exportaciones del crudo mexicano representan el 8 por ciento del total, pero aportan uno de cada tres pesos del presupuesto fiscal.
En la última semana, el ministro de Finanzas, Luis Videgaray, anunció que el gobierno prepara un programa de rescate financiero para Pemex, que según expertos enfrenta una virtual "quiebra técnica".
Sólo en diciembre pasado, las exportaciones petroleras se contrajeron un 50 por ciento, según un reporte divulgado esta semana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
El año pasado, la producción de la petrolera cayó a su menor nivel en 25 años, lo que complicó la situación de la compañía y en el tercer trimestre registró pérdidas récord de 10.200 millones de dólares.
El año que concluye, Pemex, que da empleo a más de 153.000 personas, recortó sus gastos en 62.000 millones de pesos (unos 3.500 millones de dólares a precios actuales) y despidió a 15.000 empleados contratados mediante "outsourcing", es decir, por intermedio de terceras compañías.
Además, recién el 11 de noviembre pasado anunció un ambicioso plan para aumentar la edad de jubilación de 55 a 60 años para los trabajadores con menos de 15 años de antiguedad, para aliviar el pesado fardo que representa su pasivo laboral, por 88.000 millones de dólares.
Además de la caída del petróleo, el país enfrenta la embestida del alza del dólar hacia niveles insólitos que ha hecho depreciar la moneda mexicana en casi un 40 por ciento en sólo un año, a pesar de que otras monedas de países emergentes han sufrido peores caídas.
Este fenómeno es atribuido por los expertos a la expectativa de menor crecimiento en China, que se combina con el alza de las tasas de interés en Estados Unidos, que ha impactado duramente en numerosos países, donde los capitales se han fugado para refugiarse en esa nación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico