El Gobierno ofreció a los docentes un 40 por ciento de aumento en cuotas

La propuesta implicaría un salario inicial de 7.800 pesos a partir del 1 de febrero (lo que representa una mejora del 28,5 por ciento) y de 8.500 a partir del 1 de julio (lo que totaliza una recomposición de los haberes del 40,1 por ciento).


El Ministerio de Educación de la Nación mejoró la propuesta a los gremios docentes y estarían cerca de un acuerdo. El lunes habían pasado a un cuarto intermedio tras una oferta de aumento del 28,7 por ciento, ayer propusieron una suba de 28% para febrero, equivalente a $7.800, y en junio la suba llegaría al 40, con $8.500.
El ministro de de Educación, Esteban Bullrich, afirmó luego que el gobierno nacional le hizo una oferta a los gremios que implica que "ningún docente en el país va a ganar menos de 8.500 pesos". Dijo que la oferta busca "hacer un reconocimiento a un retraso salarial" y remarcó que existe una cláusula para que el salario mínimo docente sea siempre superior en un 20 por ciento al salario mínimo vital y móvil.
Al salir de la reunión, el representante de Unión de docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, advirtió "mañana (hoy) vamos a firmar un acta, no es aceptación". Y explicó: "Vamos a analizar la propuesta y después se lo comunicaremos al ministro".
Romero dijo que la propuesta oficial va a ser analizada por los distintos gremios docentes del país, al salir del encuentro con el ministro de Educación de la Nación Esteban Bullrich en el Palacio Pizzurno en la ciudad de Buenos Aires y, en la misma línea, la titular de la CTERA, Sonia Alesso, dijo que el gobierno mejoró la propuesta que había hecho en el primer encuentro y adelantó que "mañana vamos a estar convocados en el Ministerio de Trabajo para la redacción del acta y luego va a ser analizado por todos los docentes del país".
"En términos porcentuales (la suba) parece importante, pero en el bolsillo de los docentes sigue siendo poca plata", apuntó Romero. "Los docentes tenemos que seguir trabajando para mejorar el salario", remató.
A su vez, Sonia Alesso de Ctera afirmó: "Estamos cerca de lo que nosotros veníamos planteando". La gremialista reclamó ante las cámaras un aumento en el Fondo Nacional de Incentivo Docente aumento del fondo nacional de incentivo docente al tiempo que reveló: "También planteamos que las provincias mejoren sus propuestas".
Y agregó: "El Ministerio aceptó una cláusula de revisión, por lo que la paritaria se mantiene abierta".
Luego tomó la palabra Eduardo López, de UTE, quien destacó que "el propio IPC de la Ciudad dice que habrá una inflación del 40% proyectada". Sin embargo, el gremialista advirtió: "La propuesta del ministro se acerca a la realidad de los aumentos de precios y tarifas. La última palabra la tendrán los docentes en cada provincia y en el país".
Por último habló el representante de Suteba, Roberto Baradel: "Le hemos planteado al ministro que discuta con cada provincia, esperamos que mañana se empiecen a destrabar en cada jurisdicción y donde no comenzaron las paritarias, que comiencen".
"Se tienen que discutir más fondos nacionales", reclamó luego y confió: "En el caso de la provincia de Buenos Aires, esperamos que el gobierno haga una propuesta digna". Al respecto señaló respecto a que el ejecutivo nacional y el bonaerense pertenecen a Cambiemos: "Cualquier signo político tiene que dar una respuesta digna, pero si son del mismo signo político, no hay excusa".

BUSQUEDA DE
CONVERGENCIA
Es importante considerar que la paritaria nacional, alcanza a un número reducido del total de los docentes y que, las negociaciones más importantes pasan por lo que suceda en las provincias. Por ejemplo, en Buenos Aires, todavía no hubo acuerdo y Vidal ha ofrecido menos del 25%.
La intención del Ejecutivo es establer un piso para que los docentes ganen al menos el 20% por arriba del salario mínimo vital y móvil. De ahí los números ofrecidos que redundan en un 40% de aumento para ese escalafón, para los alcanzados por la paritaria nacional.
La propuesta, mejora la oferta anterior, aunque desde el Ejecutivo intentan que el 40% de aumento no se use como parámetro para las negociaciones de los docentes en las provincias.
"No estamos hablando de aumento salarial, estamos hablando del mínimo en el país. Debemos ir a una convergencia para que no haya tanta diferencia en los salarios docentes de todo el país", indicó al respecto en una improvisada conferencia de prensa.
De este modo, Nación intenta subir el piso de los docentes nacionales, pero aplastar el techo de las negociaciones provinciales, en especial la de la Provincia de Buenos Aires.
"Subimos la minima a 7800 en febrero y 8500 en junio, esto garantiza que ningún docente gane menos que el mínimo vital y móvil, porque eso es faltarle el respeto a los docentes", argumentó el ministro.
Además, Bullrich indicó que el "se va a poner 300 pesos más de incentivo docente", lo lo elevará a los 800 pesos desde febrero y que "en junio se va a 1010 pesos", indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico