El golpeado con el martillo está fuera de peligro y buscan al segundo sospechoso

La policía ayer realizó dos allanamientos en procura de secuestrar evidencias en relación al ataque que el domingo sufrió Mauro García, en el barrio Máximo Abásolo. También concurrió con la orden de detención del segundo sospechoso, identificado como Luis Perán, quien no fue hallado en ambos domicilios. Anoche persistía su captura.

Luego de ingresar al Hospital Regional gravemente herido en la cabeza tras recibir al menos un martillazo y un disparo en la ingle, Mauro García fue estabilizado por los médicos y se encuentra fuera de peligro, precisaron las fuentes oficiales a El Patagónico. El joven sigue internado con pronóstico reservado en una sala de terapia intensiva.
El habitante del barrio Máximo Abásolo se encontraba el domingo al mediodía en la vivienda de una amiga en la calle Adela Small 1481, al pie de la escalera de esa zona alta, cuando irrumpieron dos individuos armados e ingresaron a la casa perteneciente a la familia Vera. Uno de los sujetos le pegó un tiro en la ingle a García y también le asestaron al menos un martillazo en la cabeza.
La víctima sufrió traumatismo de cráneo e ingresó a la guardia del Hospital Regional con riesgo de vida. Sin embargo, el joven fue intervenido quirúrgicamente y ayer los médicos indicaron a la policía que estaba fuera de peligro.
Luego del episodio la policía de la Seccional Séptima detuvo a uno de los sospechosos, identificado como Lucas Baeza. Al hombre le secuestraron un revólver, con cuatro cartuchos percutados, y martillos que serán peritados para determinar si fueron utilizados en la agresión a García y a los ocupantes de la casa, ya que otro joven que estaba en el interior de la vivienda recibió el roce de una bala en una de sus piernas.

DOS ALLANAMIENTOS EN BUSCA DEL SEGUNDO SOSPECHOSO
Los efectivos ayer a partir de las 11, cumplieron con dos órdenes de allanamientos autorizados por la justicia en relación al grave ataque que se enmarcaría en un ajuste de cuentas. Las requisas de viviendas se efectuaron sobre Los Ciruelos y Franzoni, y el restante sobre Ciruelos al 4200 del mismo barrio.
Según informaron fuentes oficiales, no se encontraron elementos de interés para la investigación y tampoco al segundo sospechoso de la agresión, identificado por la policía como Luis Héctor Perán, de 32 años. No obstante, se libró el pedido de captura para el sujeto sindicado de participar en el ataque contra García.
En ese contexto, el Ministerio Público Fiscal se tomó las 48 horas permitidas por el Código Penal para formalizar la causa contra Baeza, y hoy será sometido a la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial. Será imputado por el delito de homicidio en grado de tentativa y portación ilegal de arma de fuego.
En cuanto a Perán existe la posibilidad que también hoy se entregue en forma voluntaria ante la justicia. Este último está sindicado de robarse el teléfono celular y la billetera a García. Por ello, la investigación inicial es por el delito de robo, aunque todo indica que se trataría de un ajuste de cuentas.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico