El gremio aeronavegante denuncia que hay radares fuera de servicio y aeropuertos sin energía eléctrica

La Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa) denunció ayer la existencia de "radares fuera de servicio y aeropuertos sin energía eléctrica", y advirtió que "el colapso que se vive desde el inicio del receso invernal y las condiciones climáticas adversas, refleja la precaria actualidad" del sector.

"Hay decenas de vuelos demorados, cientos de pasajeros varados y aeropuertos colapsados. Un claro ejemplo del preocupante estado de los servicios de la navegación aérea en el país. Las vacaciones de invierno y la meteorologí­a son algunos de los factores que colaboran para evidenciar esa precaria realidad", afirmó en un comunicado el gremio que conduce Jonatan Doino y que ayer se declaró en estado de alerta.
La Atepsa explicó: "no es seguro que un piloto vuele, por ejemplo, sin copiloto ni energí­a y con sistemas de comunicación que no funcionan de forma correcta", y argumentó que tampoco lo es que "los aeropuertos reflejen una situación similar, que desde hace tiempo es parte de la experiencia diaria".
Doino sostuvo: "la llamada revolución de los aviones" procura aumentar de manera significativa la cantidad de vuelos y pasajeros transportados, pero "no resuelve falencias preexistentes como la falta de personal capacitado o la inexistente inversión en herramientas de trabajo y tecnologí­a", y denunció que el personal de navegación cumple tareas al lí­mite de la capacidad operativa.
El dirigente gremial subrayó que ese escenario implica "una verdadera amenaza", y ejemplificó con la realidad del aeropuerto de Bahí­a Blanca, que desde comienzos de la semana opera "sin suministro normal de energía y debe recurrir al grupo electrógeno de la estación aérea luego de la explosión de un transformador".
El sindicalista puntualizó que como consecuencia, la totalidad de los sistemas de comunicaciones "está caído" y, el personal, utiliza "sus teléfonos celulares para prestar los servicios".
"Además, hoy están fuera de servicio los radares de Mendoza, Presidente Roque Sáenz Peña, Corrientes y Córdoba", según denunció.
Doino explicó que los problemas centrales de los sistemas de comunicaciones pueden sintetizarse en "las interferencias de las frecuencias aeronáuticas y el obsoleto equipamiento y, la red de radares, tampoco tiene un adecuado sistema de mantenimiento".
La EANA S.E., empresa encargada de prestar el servicio público esencial de navegación, "no atiende las alertas de las fallas reportadas", señaló el gremialista, quien especificó que la Atepsa ya realizó más de 40 denuncias en los últimos meses y no obtuvo ningún tipo de respuesta de la compañía a cargo.
Algunas de esas denuncias se realizaron ante "la falta de personal, capacitación, herramientas y ropa de trabajo", sumadas a "las falencias de las antenas de comunicación y vigilancia (radares), ausencia de anemómetros, de internet y/o equipos e inexistencia de salas de descanso", afirmó el sindicalista.
La organización sindical decidió ayer el alerta y advirtió que habría demoras en los vuelos internacionales y de cabotaje ante "la saturación de los servicios en las vacaciones de invierno".
En junio último viajaron por este medio más de 873 mil pasajeros, lo que equivalió a un aumento interanual del 21 por ciento, informó el sindicato.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico