El herido por un sereno fue operado por los coágulos que tenía en la cabeza

Daniel Carlos Astete fue intervenido el sábado en el Hospital Regional, tras ser golpeado por el sereno de un depósito de materiales para la construcción, quien asegura que se defendió de un intento de robo. El presunto ladrón permanece en estado reservado con fractura de cráneo.

Daniel Carlos Astete (29) quien terminó con una fractura de cráneo luego de ser perseguido y golpeado por un sereno en un predio del barrio Stella Maris durante un presunto intento de robo, fue intervenido el sábado por especialistas del Hospital Regional y permanece bajo estado de reservado.
Los cirujanos le quitaron coágulos de sangre de la cabeza y también lo intervinieron por un edema pulmonar. Los especialistas esperan su evolución en las próximas horas.
Astete, residente en el barrio Stella Maris, fue herido por un sereno de la empresa Sagosa en el predio que se encuentra sobre la calle Benito Grillo, en esa misma barriada. Según el relato del sereno, el sospechoso ingresó al lugar, presuntamente con fines de robo.
El trabajador escuchó ruidos que provenían del amplio depósito y observó el momento en que un hombre destrozaba uno de los cristales de su Ford Fiesta Max, estacionado al interior del patio. Ante esa situación salió tras los pasos el presunto ladrón, quien le habría arrojado la llave cruz que habría utilizado para romper el cristal del auto.
El sereno esquivó ese proyectil, según su relato y logró alcanzar al individuo para enfrentarlo. De ese modo, lo golpeó en la cabeza con un trozo de madera, precisaron fuentes oficiales a El Patagónico.
La lesión que el trabajador le provocó a Astete fue de tal magnitud que el sereno se asustó y alertó a la policía para que asistiera al predio junto a una ambulancia.
El fiscal general Martín Cárcamo dirige la investigación que se inició bajo el delito de daño, pero que se amplió en forma paralela a la de lesiones graves. Por el momento, se esperan los resultados de los peritajes que realizó la Policía Científica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico