El hermano del escritor Marcelo Birmajer murió en ataque palestino en Jerusalén

Tras el ataque con cuchillos, los palestinos, de 20 y 21 años, fueron baleados por dos miembros de la policía militarizada de Fronteras israelí y luego golpeados en el suelo por varios transeúntes, según se pudo ver en un video casero.

Reuben Eduardo Birmajer, un rabino argentino de 45 años, padre de siete hijos y hermano del escritor Marcelo Birmajer, murió ayer en un hospital de Jerusalén, luego de que dos palestinos lo atacaran a él y a otra persona con armas blancas frente a una de las puertas de la Ciudad Vieja.
Tras el ataque con cuchillos, los palestinos, de 20 y 21 años, fueron baleados por dos miembros de la policía militarizada de Fronteras israelí y luego golpeados en el suelo por varios transeúntes, según se pudo ver en un video casero, difundido por medios como el diario Haaretz y la cadena qatarí Al Jazeera.
La cuarta víctima fatal fue un civil israelí que recibió, por error, uno de los disparos de la policía.
El hombre fue identificado por las autoridades de Tel Aviv como Ofer Ben-Ari, un hombre de 46 años y padre de dos hijos, que vivía en Jerusalén, según el diario local Ynet.
Birmajer, quien había llegado a Israel hacía sólo dos días, fue trasladado de urgencia junto a los otros dos heridos al Centro Médico Hadassah Ein Kerem y Shaare Zedek en Jerusalén, falleció al llegar al hospital.
"A pesar de los extraordinarios esfuerzos realizados para intentar salvarlo, el herido falleció", informó el hospital en un comunicado, citado por la Agencia Judía de Noticias argentina.
Desde Buenos Aires, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) expresó "profunda consternación" por el asesinato del rabino argentino Eduardo Birmajer, en la ciudad de Jerusalén, Israel, quien murió apuñalado por "terroristas".
"La DAIA transmite su profunda solidaridad a los familiares del rabino Birmajer, y su firme condena por este crimen abominable de un civil indefenso, hecho que se reitera casi cotidianamente en Israel", agregó en un comunicado difundido a la prensa.
El ataque de ayer en Jerusalén marca el cuarto de este mes dentro o alrededor de la Ciudad Vieja y un nuevo triste episodio de una larga ola de violencia que comenzó hace más de medio año, pero se aceleró a partir de octubre pasado.
Desde entonces, 122 palestinos, 21 israelíes, un emigrante eritreo y ahora un ciudadano argentino fallecieron en una serie incesante de ataques palestinos con armas blancas y vehículos y una creciente represión de las fuerzas de seguridad israelíes dentro de Israel y en los territorios ocupados, principalmente Jerusalén este -donde se encuentra la Ciudad Vieja- y en la ocupada Cisjordania.

"PROTEGER AL PUEBLO PALESTINO"
Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abbas, pidió ayer a la comunidad internacional que "proteja al pueblo palestino" y evite que el conflicto de Medio Oriente se convierta en "una cuestión religiosa", durante su tradicional mensaje navideño.
"Pedimos a la comunidad internacional que detenga los intentos de Israel de convertir una cuestión política solucionable en una guerra religiosa imposible", señala el mensaje navideño difundido hoy a la prensa por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).
El texto de Abbas repasa la situación que atraviesa Palestina y muy en particular el distrito cisjordano de Belén, cuna del cristianismo, y reitera que "extremistas colonos israelíes continúan atacando a palestinos, incluidas sus mezquitas e iglesias, a través de actos de vandalismo y terrorismo".
En su mensaje, Abbas también exhorta a la comunidad internacional a reconocer al Estado de Palestina, lo que considera un "paso constructivo" porque es una "inversión en la paz", y recuerda que "varios parlamentos también han recomendado que sus gobiernos" este reconocimiento, "incluyendo más recientemente el Parlamento de Grecia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico