El hombre al que detuvieron el lunes por una denuncia de abuso plantea su inocencia

El hombre que fue detenido el lunes al mediodía por personal policial de la Seccional Tercera a partir de una denuncia de presunto abuso sexual, se acercó ayer a la Redacción de El Patagónico.Manifestó que ese día solo había pasado a visitar a un amigo en el barrio Stella Maris, pero que no lo encontró. Relató que había una niña y un niño solos en la vivienda y que al notar agua en el interior de la casa llamó a Defensa Civil. Denunció haber sufrido luego la agresión de una mujer que llegó al lugar, tras lo cual fue detenido en la esquina por la policía, acusado de un presunto abuso sexual.

"El lunes salgo temprano al banco, de Polonia y Canadá, me dirijo a que me den una copia de un CBU de la AFIP. A las 15 horas tenía que estar reunido con un amigo en el Centro para un trabajo. Como no tenía para el colectivo, me fui caminando y se largó a llover", así comenzó relatando su versión de lo sucedido el lunes, el hombre que fue detenido por personal policial de la Seccional Tercera denunciado por el presunto abuso sexual de una adolescente de 14 años.
El hombre se acercó hasta la Redacción de El Patagónico para contar su versión y pidió no ser identificado con su nombre. "Me voy por ruta, y me acuerdo que había un conocido de trabajo que hace muchos años que lo conozco, no lo visito periódicamente, pero digo me tomo unos mates ahí y sigo viaje. Total era temprano. Voy a la casa, golpeo y me atienden dos criaturas. La nena y un chico, menores de edad. Les pregunto si estaba G. (un nombre de hombre), mi amigo, y me dicen que le había agarrado un ACV y que estaba internado en el hospital", continuó relatando.
"Yo desde afuera observo, apoyo la carpeta y la mochila ahí, que había agua, mojado, un lío más o menos adentro de la casa. Y llamo a Defensa Civil, le digo ¿Tu madre? No, no está, está por llegar. Y pido ayuda por esa casa sabiendo que G. estaba internado. Está en estado irreversible, no sé si está vivo porque no lo pude ir a ver por todo este lío que se armó. Cuando me voy yendo aparece una señora muy enojada, que me golpea, me insulta y me dice de todo, yo agarro y salgo, me olvido la mochila. En la esquina me detiene la policía. Preso. Cuando iba entrando a la policía me gritaban 'violín'. Pasé un infierno esa noche", graficó sobre lo que le pasó.
Sostuvo que al preguntarle a la policía por qué lo detenían "me dicen que la señora me denunciaba por abuso sexual a uno de esos menores".
"Llego a la comisaría y empieza el infierno, los presos tirándome agua, no pude dormir. Una locura, una cosa es que la cuente y otra es estar ahí. Voy a la audiencia y la señora no se presenta, solamente el abogado público mío, la jueza, la fiscalía", narró.
"Escuchaba lo que se cuenta, no es la verdad. Se cuenta que había más niños, que un vecino no sé qué, que la chica llama por teléfono, algo totalmente desfasado. Lo que estoy viviendo ahora me cagó la vida para todo el viaje, porque la gente me pregunta, ¿che sos vos?", dimensionó.
"Yo creo que debe ser una de las peores situaciones que a un hombre le puede pasar, porque quedás grabado para toda la vida, yo tengo un hijo de 3 años. ¿Cómo le explico eso a mi hijo?", interrogó sobre la exposición pública que tuvo a raíz de la denuncia.
"En realidad para mí esta señora tiene un problema psicológico, una por la cara y la mirada que tenía y la verdad que no entiendo más nada. Es una locura. Está registrado (el llamado a Defensa Civil).De hecho dí mi nombre", argumentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico