El hombre que secuestró a sus hijos cruzó la frontera por un paso no habilitado

El hombre estuvo tres años sin ver a sus hijos, ya que lo tenía prohibido, luego le autorizaron visitas supervisadas y esta era la primera vez que le habían permitido verlos a él solo. Dijo que los iba a llevar a pasear y no volvió.

Carolina Twele, madre de los dos niños chilenos secuestrados por su padre Flavio Rocha el sábado último, y rescatados poco después en un hotel del partido bonaerense de Tigre, confirmó que el hombre de 47 años cruzó la frontera entre Chile y Argentina, a través de un "paso no habilitado", en la provincia de Neuquén. La causa está a cargo de la juez federal Sandra Arroyo Salgado.
Carolina Twele, quien el lunes se reunió con sus hijos Vanessa Andrea, de 8 años, y Felipe Daniel, de 6, aseguró a Télam que "la policía chilena me dijo que habían cruzado la frontera por un paso no habilitado por eso es que pudo pasar sin problemas".
La mujer detalló que al llegar a Buenos Aires, anoche, encontró a sus hijos "en muy buen estado de salud, muy contenidos, había gente que jugaba con ellos hasta que llegué yo".
"La verdad que la alegría que tengo es enorme, quiero agradecer a toda la gente que se ocupó de ellos", precisó la mujer y aseguró que hoy a la tarde viajará nuevamente a Valdivia, localidad del sur de Chile, ubicada en la XIV Región.
En 2011, Flavio Víctor Rocha Do Santos, intentó llevarse a sus hijos a San Pablo Estado de donde es oriundo y fue detenido en la localidad chilena de Pozo Almonte junto a dos ciudadanos estadounidenses que lo ayudaron a llegar hasta allí.
Según explicó Twele "la Justicia chilena lo absolvió" un año más tarde.
El hombre estuvo "tres años sin ver a sus hijos, ya que lo tenía prohibido, luego le autorizaron visitas supervisadas y esta era la primera vez que le habían permitido verlos a él solo. Dijo que los iba a llevar a pasear y no volvió".
"Los nenes están bien, se los escuchaba tranquilos", confirmó la mujer y explicó que "a pesar de la situación que estaban viviendo se los ve bien".
"Mis hijos saben que, por una orden judicial, no pueden salir de Valdivia, por lo que en seguida se dieron cuenta que su papá estaba haciendo algo malo", señaló Twele.
La mujer agradeció "de corazón" la difusión que se le dio al caso "por parte de los medios argentinos, ya que de otra forma no hubiera podido encontrar a mis hijos tan rápido".
En este sentido explicó que "no tengo muchos detalles de cómo ocurrió el rescate, como mi número de teléfono aparecía en los periódicos un hombre que reconoció a mis hijos y a su padre me llamó directamente y me explicó donde estaba".
Asimismo, "la policía argentina se movió con mucha rapidez y logró rescatarlos sanos y salvos", agregó.
Rocha Dos Santos fue identificado por un taxista que lo vio junto a los niños hasta el hotel Wyndham, ubicado en ruta 27 y avenida de Los Lagos en Nordelta.
Al taxista le había llamado la atención los diálogos entre el adulto y los menores y que la patente del auto fuese chilena, y al recordar que había visto la noticia en los medios buscó el contacto de la familia y la llamó, tomó fotografías de los tres y de la patente del auto y se las envió para corroborar que se tratase de ellos.
Cuando supo de quienes se trataba, el taxista llamó a la policía y se quedó allí hasta que esta se hizo presente.
Los efectivos policiales remitieron al detenido al juzgado federal N° 2 de San Isidro, a cargo de la doctora Sandra Arroyo Salgado, quien dispuso mantener a Rocha Dos Santos en una comisaría de la zona mientras que los niños reciben acompañamiento psicológico hasta que se complete la restitución a la madre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico