El imputado de balear a la pareja de Altuna seguirá preso otros dos meses

La prisión preventiva de Andrés Sebastián Carrizo fue prorrogada por otros 60 días a pedido del Ministerio Público Fiscal. Se trata del imputado de herir de bala en la cabeza a María Osorio, pareja de un individuo con el que mantienen diferencias y denuncias de enfrentamientos a tiros. La defensa pidió la libertad con presentaciones semanales, pero el juez no hizo lugar. El imputado tiene dos condenas por cumplir y por falta de cupo en los lugares de detención estaba libre el 12 de agosto, cuando se produjo la agresión.

La prisión preventiva que le fue dictada a Andrés Carrizo (30) venció el viernes y por tal motivo se produjo la revisión de la medida. El acto fue presidido por el juez Américo Juárez, mientras que el Ministerio Fiscal fue representado por el funcionario, Cristian Olazábal. La defensa, en tanto, la ejerció el abogado particular, Guillermo Iglesias.
En ese marco el acusador público solicitó el mantenimiento de la medida de coerción en virtud de la prueba que resta producir, como la que se está llevando a cabo con los cuatro teléfonos celulares que fueron secuestrados en el marco de los allanamientos. El informe de todos ellos resta concluir. La pericia mecánica del hecho es otra de las medidas de pruebas que no se logró realizar en estos tres meses de investigación y resta tomar vista del informe médico sobre el estado de salud de María Osorio y las secuelas que le produjo el balazo de 9mm que recibió en la cabeza.
El funcionario de Fiscalía estimó convenientes mantener la medida de coerción por otros 60 días y el pedido los fundó en el peligro de entorpecimiento de la investigación y el de fuga. Hay que recordar que Carrizo tiene dos condenas en la que debe estar cumpliendo prisión efectiva y por el delito en el que está siendo investigado la pena mínima es de 5 años y 4 meses.
A todo esto, el defensor solicitó la libertad y dijo que para confirmar que no se fugará se pueden ordenar presentaciones semanales en la Oficina Judicial. De esa manera se aseguraría su sujeción al proceso penal.
Tras analizar los planteos el juez resolvió hacer lugar al pedido de la Fiscalía y confirmar el mantenimiento de la prisión preventiva por otros dos meses, coincidiendo en que se mantienen latentes los peligros procesales esgrimidos por el titular de la persecución penal.

EL CASO
Carrizo fue detenido el miércoles 12 de agosto en el marco de una serie de allanamientos ordenados por el juez de turno y en relación a la herida que recibió María Osorio en la cabeza, sobre el mismo mediodía. Fue mientras iba de acompañante en la camioneta que conducía su pareja, Enrique Altuna. En el asiento trasero, en tanto, viajaba Diana Almonacid.
El vehículo, una Chevrolet S-10 (INM 688) transitaba por avenida Rivadavia y por detrás lo hacía una Ford EcoSport (GFQ 609) que conducía Carrizo, a quien Altuna le atribuyó la autoría de los siete disparos que efectuó hacia su camioneta, tres de los cuales dieron en la carrocería. Uno ingresó por la región occipital de Osorio, quien ya recuperó el alta luego de haber estado internada en terapia intensiva.
Carrizo fue imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y en cuanto a las condenas que tiene pendiente por cumplir se confirmó que una es de seis meses y otra, también efectiva, de dos años. Además, tiene otras tres carpetas judiciales en investigación por abuso de arma de fuego, en las cuales figura como víctima Enrique Altuna y su pareja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico