El imputado por el femicidio de Débora Martínez seguirá en prisión preventiva

Nelson Aguilante, imputado de haber asesinado a golpes y estrangulado a su pareja en la casa que compartían en el barrio Próspero Palazzo, fue sometido ayer a la audiencia de revisión de la prisión preventiva. A pedido de la Fiscalía pasará otros tres meses detenido hasta que concluya la investigación. En caso de ser condenado le espera una pena de prisión perpetua.

A tres meses del femicidio de Débora Martínez (28), ocurrido durante la noche del 27 de enero en un domicilio de la calle Teniente Merlo 2.150, la Justicia ayer revisó la medida de prisión que cumple su pareja Nelson Aguilante. La audiencia se celebró en horas del mediodía y fue presidida por el juez subrogante Miguel Caviglia en reemplazo de Alejandro Soñis.

Ayer se vencía el plazo de la prisión preventiva y la funcionaria fiscal María Laura Blanco solicitó que se mantenga la medida por el término de tres meses, es decir, hasta que finalice el plazo de investigación. Argumentó el pedido a partir de la existencia de elementos de convicción suficiente para tenerlo como probable autor del homicidio.

La acusadora pública recordó que la autopsia practicada a la víctima concluyó que la causa de su muerte fue por “asfixia por compresión externa del cuello”. El caso está calificado como homicidio agravado por una persona que se tenía relación de pareja y por ser cometido con violencia de género (femicidio).

En caso de ser declarado penalmente responsable de ese delito, Aguilante recibiría la pena única de prisión perpetua. La funcionaria además se refirió a la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.

En contraposición, el defensor público Estaban Mantecón se opuso al mantenimiento de la medida de coerción y solicitó la libertad de su pupilo debido a que rige el principio de inocencia durante el proceso hasta la celebración del juicio.

Asimismo, el defensor y su pupilo negaron la participación de este en el crimen y ofrecieron como domicilio donde recibir las notificaciones en el lugar donde aconteció el femicilio.

Tras escuchar a las partes, el magistrado subrogante resolvió mantener la prisión preventiva del imputado por otros tres meses debido a que existen elementos de convicción suficientes en la investigación para tener a Aguilante como probable autor del homicidio investigado. Basó su decisión en la existencia del peligro procesal de fuga existente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico