El imputado por el homicidio de Luis Díaz seguirá con prisión domiciliaria

José Miguel Guineo fue sometido ayer a una revisión de la medida de coerción y a pedido de la Defensa Pública que lo asiste, la juez natural de la causa confirmó el mantenimiento del arresto domiciliario que viene cumpliendo desde el 14 de diciembre del año pasado. Se trata del imputado por el homicidio de Luis Alejandro Díaz, ocurrido el 9 de noviembre último en el barrio San Cayetano. Los acusadores pidieron la prisión preventiva.

En virtud del vencimiento de la medida de coerción morigerada que José Miguel Guineo viene cumpliendo desde el 14 de diciembre, se realizó ayer la audiencia de revisión en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.
El acto fue presidido por la juez natural de la causa, Daniela Alejandra Arcuri y el imputado recibió la asistencia de la defensora pública, Lucía Pettinari. La parte acusadora, en tanto, fue representada por la fiscal general Camila Banfi y el abogado Sergio Romero, lo hizo en nombre de la querella.
En ese contexto, tanto la acusadora pública como el privado reclamaron el cese del arresto domiciliario y que la medida de coerción se convierta en prisión preventiva efectiva, algo que mereció el rechazo de la defensora pública, quien pidió que se mantenga la morigeración que a instancia de esa parte fuera otorgada el 14 de diciembre.
Tras escuchar a la defensa y a los acusadores, la juez resolvió mantener la prisión domiciliaria de Guineo, junto a la prohibición de cualquier tipo de contacto con los familiares de la víctima.

EL CASO
Hay que recordar que el homicidio de Luis Alejandro Díaz ocurrió a las 0:40 del miércoles 9 de noviembre del año pasado, en el exterior de la vivienda que compartía con su familia en la Calle 1 al 1900, del barrio San Cayetano. La víctima recibió siete disparos: cuatro que dieron en el tórax, uno en el abdomen, otro en el brazo izquierdo y uno más en la pierna izquierda. La muerte, según la autopsia, se produjo por un shock cardiogénico causado por múltiples heridas de arma de fuego.
Según se informó en la apertura de la investigación, el móvil del crimen surge de una pelea que habían mantenido la víctima y Guineo momentos antes en una cancha de fútbol.
La esposa de Díaz le contó a los investigadores que su marido había salido para jugar al fútbol con un tal Claudio que conocen como "El jardinero", con quien practicaba ese deporte los martes, jueves y sábado en la denominada cancha de "Los paraguayos", en el Cordón Forestal.
En ese ámbito Díaz y Guineo habrían peleado y ambos terminaron con lesiones en sus rostros. En el caso del imputado también en el cuello y uno de sus dedos. Allí, Guineo habría reconocido como vencedor a Díaz, aunque le prometió seguir la pelea en el barrio, adelantándole la utilización de armas de fuego.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico