El incendio más voraz de la historia de Chile se mantiene activo con 62 focos

Los focos activos mantienen a más de 20 mil personas trabajando para controlar la emergencia, entre 1.351 brigadistas nacionales de Conaf, 628 extranjeros, 9.144 miembros de las Fuerzas Armadas, 4.000 bomberos, 2.923 carabineros y 2.397 funcionarios de ministerios nacionales.

La Corporación Nacional Forestal (Conaf) informó ayer que aún se combaten 62 incendios de los 123 registrados en Chile, en tanto que 58 fueron controlados y 3 extinguidos, en el marco de una grave situación que provocó la muerte de 11 personas, 587 albergadas en diferentes lugares, 6.162 damnificadas y 1.551 casas destruidas a causa de los incendios forestales, calificados como los más destructivos de la historia de Chile.
Así lo confirmó la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (Onemi), que también reportó que desde el 1 de julio del año pasado hasta la fecha ya se han registrado 3.087 incendios, que afectaron 585.990 hectáreas en el país.
Los focos activos mantienen a más de 20 mil personas trabajando para controlar la emergencia, entre 1.351 brigadistas nacionales de Conaf, 628 extranjeros, 9.144 miembros de las Fuerzas Armadas, 4.000 bomberos, 2.923 Carabineros y personal de la policía de Investigaciones y 2.397 funcionarios de ministerios nacionales.
Desde el viernes pasado está en Chile un equipo integrado por un centenar de brigadistas argentinos, coordinados por Cascos Blancos, organismo que depende de la Cancillería.
También están operando 49 aeronaves, entre aviones y helicópteros, entre los que se destacan el Boeing 747 SuperTanker y el avión ruso Ilyushin IL-76, que tienen la capacidad de transportar 72 mil y 42 mil litros de agua, respectivamente, para combatir el fuego.
También llegó hace unas horas a Santiago el helicóptero para combatir incendios forestales más grande del mundo, el Sikorsky S64 Skycrane, con capacidad de transportar 10 mil litros de agua y que comenzará a trabajar, a partir de mañana, en la región del Bío bío, al sur de la capital chilena.
La presidenta Michelle Bachelet, luego de la reunión diaria que mantiene con ministros de Estado y autoridad de las Fuerzas Armadas, bomberos y Conaf para analizar el estado de emergencia, visitó distintas localidades de la región del Bío bío.
La mandataria estuvo en Quirihue, Ñuble, Coelemu y Portezuelo para inspeccionar en terreno el avance de los trabajos de cortafuegos, felicitar la labor de los bomberos, además de entregar bonos a familias afectadas por los incendios.
Bachelet informó que los cortafuegos construidos para evitar el avance de los incendios forestales "ya suman 432 kilómetros" y que "se continúan construyendo más y más kilómetros para evitar de esa manera que las llamas vuelvan a alcanzar alguna localidad", como pasó en Santa Olga la semana pasada, en donde más de mil casas resultaron destruidas.
"Seguimos avanzando con mucha fuerza en una de las áreas claves en el combate al incendio, que es la construcción de cortafuegos decisivos para controlar la extensión de los focos de incendio. Hasta ahora, se han abierto 432 kilómetros de ello, que es una distancia mayor a la que separa Santiago de Chillán", señaló la presidenta.
Hoy, la prioridad en el combate del fuego está en las regiones de O´Higgins y Bío bío, al sur de Santiago, destacó Conaf.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico