El inspector agredido sostiene que el abogado no entendía razones y lo atacó por la espalda

El inspector municipal de Tránsito, Claudio Babacic, contó que su agresor se presentó como abogado y que lo golpeó después de que le labrara una infracción por haber estacionado en ochava y sobre la senda peatonal. "Una persona del seno de la Justicia no tendría que ser así porque si no es la 'ley del oeste'", afirmó. Sobre la actitud de Fernando Vargas Martínez, quien luego del incidente se acercó a pedir disculpas en la guardia de Tránsito, dijo: "no tiene por qué hablar conmigo". Advirtió: "yo no voy a dejar las cosas así, tengo 52 años".

Claudio Babacic es inspector municipal de Tránsito desde abril último. Anteriormente se había desempeñado en la Secretaría de Seguridad de la comuna. El martes a la mañana cuando realizaba su labor en las calles Sarmiento y Moreno, fue golpeado por un automovilista.
"A mí me parece que debería ponerse a disposición de la Justicia y hacer lo que corresponda", dijo Babacic, sobre la situación del abogado Fernando Vargas Martínez, a quien reconoció como su agresor.
"Podemos estar de acuerdo o no, cuando se dirimen cuestiones ya sean ordenanzas, leyes, uno puede tener un punto de vista distinto como damnificado o inspector, pero no debería pasar más allá que un intercambio de palabras, porque para eso está el Tribunal de Faltas", consideró Babacic, que ya ha sido contactado por un abogado del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) para asesorarse sobre las acciones legales que emprenderá frente a la agresión sufrida.
Babacic ayer dialogó con El Patagónico en los pasillos del sanatorio La Española donde se realiza estudios para la Administradora de Riesgos del Trabajo (ART) que le da cobertura. Mientras lo revisaban los médicos y sacaba turno para una tomografía computada de la cabeza, Babacic dijo: "yo no voy a dejar las cosas así, tengo 52 años. Esto le puede pasar a cualquier otro inspector", sostuvo. Ya realizó la denuncia por la agresión en la Seccional Primera y espera que la Justicia accione al respecto.
"A mí me parece que independientemente de la profesión, como la de ser abogado, no debería haber hecho lo que hizo. Por otro lado me parece como que gozaría de una cuestión de amiguismos, conoce a gente importante adentro del municipio, por ahí lo hace algo impune. Por eso yo comentaba que la camioneta se dio a la fuga y no sé qué paso con la camioneta", sostuvo Babacic respecto al vehículo al que le labró la multa.

INFRACCION Y GOLPES
A Babasic le asignaron que el martes a la mañana controlara el tránsito sobre la calle Sarmiento. "Justo en la esquina de Moreno y Sarmiento, había una Ford Ranger doble cabina, color champgne con vidrios negros, en la ochava. En el lugar hay una casa grande y tienen dos estacionamientos y la camioneta quedaba la mitad sobre la calle Moreno", describió.
Babacic dijo que en el vehículo no había nadie, por lo que labró la infracción "por el artículo 43 y el 30, porque entorpecía el paso peatonal. Labro el acta, y la dejo como se suele hacer en el parabrisas y continúo por Sarmiento".
En un momento dado se acercó una persona de unos 35 o 38 años "y me objeta que ahí no hay ochava. A lo que yo le digo 'caballero la ochava no está pintada pero en todas las esquinas hay una línea imaginaria para que el peatón pueda cruzar'".
Según el inspector municipal, quien lo increpó "dice ser abogado, que está de acuerdo con los inspectores y los jefes que ahí no se hace por cruce peatonal. A lo que le digo 'bueno si usted es abogado y sabe lo que está diciendo diríjase al Tribunal de Faltas y dirímalo con el juez' que sabrá qué hacer".
Contó que el individuo le dijo que lo hacía perder tiempo, que tenía muchos problemas y que estaba trabajando. "Me empieza a insultar. Estaba nervioso, alterado, y le digo conmigo no tiene nada que arreglar, vaya y arregle con el juez del Tribunal de Faltas".
Babacic creyó que el infractor se había calmado. "Yo pensé es un profesional, un abogado, va a quedar ahí, se descargó y ya está. Cuando quiero levantar la vista me encuentro una mano que me tapó la cara. Se me tira encima y me comienza a golpear en el piso".
Sostuvo que dos trabajadores municipales que estaban en el lugar evitaron que lo siguieran agrediendo y que una mujer vio el ataque. "La persona cuando ve que viene la policía se sube a la camioneta y se va".
Babacic alertó al Departamento de Tránsito lo que le ocurrió, notificó la patente de la camioneta en la que se fugó el agresor y se dirigió a la clínica. La camioneta después es encontrada en un lavadero de la calle Ameghino. "Correspondería el secuestro", consideró el damnificado.
Frente a lo que le contaron que pasó en la guardia de tránsito –que cuando el abogado fue a pedir disculpas acompañado de otra persona, alguien les rayó el Toyota Corolla que habían estacionado en la guardia–, Babacic señaló: "conmigo no habló, me enteré que fue, no tiene por qué hablar conmigo", dejó en claro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico