El Instituto Gobernador Fontana evitó responder por la denuncia de bullying

Desde la institución donde en los primeros días de abril se produjo una agresión a una estudiante, a quien otra compañera golpeó y en grupo amenazaron con cortarle el pelo, señalaron que no brindarán declaraciones a los medios de comunicación y que en los próximos días emitirán un comunicado. Mientras tanto, Fiscalía espera los oficios que solicitó a la escuela y al Registro Civil.

Pasaron trece días del ataque que sufrió B.L.H, una menor de 16 años que fue golpeada a la salida del Instituto Gobernador Fontana de Sarmiento por otra joven que cursa sus estudios en el mismo establecimiento y que la amenazó con cortarle el pelo.
Según se confirmó, por el momento la atacante continúa suspendida, luego de que desde la dirección del establecimiento, ante la repercusión que tomó el caso cometido a unos cien metros de la escuela y frente a una comisaría, decidieran suspenderla por diez días. El plazo ya se cumplió. Sin embargo, fuentes oficiales señalaron que la menor aún no regresó a las aulas.
Por su parte, desde el Instituto evitaron brindar las explicaciones del ataque y ante la consulta de El Patagónico sólo afirmaron que en los próximos días emitirán un comunicado oficial. En el mismo explicarán los pormenores de este hecho de violencia, que en primera instancia fue denunciado como un caso de bullying.
El ataque a la menor de 16 años se produjo el 1 de abril, en horas del mediodía, cuando la joven salía de la escuela. En ese marco un grupo de tres estudiantes las siguió y una de ellas la increpó frente a la comisaría del pueblo.
El hecho habría sido visto por tres agentes policiales que no actuaron, y quedó filmado en un video que una de las mismas agresoras registró. Esta prueba que se viralizó fue lo que permitió que la madre de la menor haga público el hecho, como una forma de repudiar el ataque, escrachar a las victimarias y buscar respuestas de las autoridades del establecimiento que, según denunció, intentaron desvincularse del ataque por producirse fuera del mismo.

FISCALIA ESPERA
REPUESTAS
En el caso ya intervino el Ministerio Público Fiscal que, a través de la fiscal Laura Castagno, investiga el ataque tras la denuncia de la madre de la menor. Por su parte, en la comisaría del pueblo se abrió un sumario administrativo para investigar la nula intervención policial, tratando de saber si hubo negligencia o no se actuó por una causa mayor, tal como se señaló en un primer momento, argumentando el traslado de un detenido.
La fiscal remitió un oficio al instituto mediante el cual solicitó que el establecimiento responda si las chicas implicadas asisten a la institución, si son compañeras, y sus horarios de clases y actividades extracurriculares. El mismo fue enviado la semana pasada y ayer venció el plazo en el que debía haber sido respondido. Sin embargo, el silencio persiste.
Esta respuesta y otro informe que debe presentar el Registro Civil de la ciudad permitirían saber con certeza si se trata de un caso de bullying u otro delito, lo que finalmente determinaría si se da intervención a otros organismos como la Asesoría de Menores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico