El intendente recibió a obreros de Guilford que piden ayuda económica al municipio

Además de comprometer el pago de un subsidio a los trabajadores, Linares encabezó ayer gestiones junto a Fita para intentar destrabar el conflicto. Se apunta a que Provincia, a través del Banco Chubut, pueda otorgarle un crédito a la compañía para que pueda seguir funcionando. El jefe comunal criticó al Gobierno nacional por reabrir las importaciones textiles ya que se traducen en la destrucción de las empresas nacionales del sector.

Los trabajadores de la empresa textil Guilford marcharon ayer por las calles del centro para visibilizar su reclamo por la falta de pago de la primera quincena de setiembre y para pedir que el Gobierno municipal medie en la nueva audiencia que se celebrará el martes en la Secretaría de Trabajo.
Tras la manifestación, el intendente Carlos Linares recibió a la comisión directiva de la Asociación Obrera Textil (AOT) que lideran Carpiano Ojeda y Leonardo Mora. Estos pidieron una ayuda económica al municipio a raíz de la situación que atraviesan los trabajadores por la falta de percepción de sus haberes. El jueves la empresa no compareció a la audiencia que se desarrolló en la sede Comodoro Rivadavia de la Secretaría de Trabajo de Chubut y ésta se postergó para el martes, cuando se aguarda la presencia en Comodoro Rivadavia del apoderado de la empresa.
Ojeda pidió que el municipio esté presente en la reunión del martes. Ayer por la tarde se realizaron distintas diligencias ante los gobiernos nacional y provincial para buscar destrabar el conflicto.
El secretario adjunto de AOT, Leonardo Mora, dijo que los trabajadores viven momentos de incertidumbre por el pago de la quincena y acusó: "lo que hace la empresa es una burla al ciento por ciento, la presentación que hizo la empresa (del recurso de procedimiento preventivo de crisis) y la irresponsabilidad es del presidente del directorio de lavarse las manos que mira desde Buenos Aires cuando el problema está en Comodoro".
La empresa les propuso el pago de esta quincena en tres cuotas y los obreros dicen que de ese modo se acumulará con la de octubre. Repudiaron la ausencia de representantes de la empresa en la última audiencia y pidieron que el gobernador Mario Das Neves se ponga al tanto de la situación porque "con el sindicato fuimos a apoyar a la empresa para que le den el crédito en Rawson".
También cuestionaron el destino de los 60 millones de pesos que cobró Guilford por la venta de las instalaciones de barrio Industrial con la autorización de un juez local. "Nos dijeron que la empresa haría una inyección de inversión y estamos peor que antes, el establecimiento del (Km) 8 se viene abajo, parece cucha de perro, el del Industrial fue vaciado y vendido", afirmó Mora.
Los trabajadores temen que la textil cierre sus instalaciones en la ciudad y denunciaron que "ya retiraron máquinas, se llevaron hilado y telas sin procesar y los empleados son testigos porque trabajan ahí".

TARDE DE REUNIONES
Linares junto al diputado provincial y titular regional de la CGT, Gustavo Fita, recibieron el petitorio de la comisión directiva y por la tarde se celebraron nuevas reuniones para intentar destrabar el conflicto.
El jefe comunal advirtió: "no vamos a permitir que se lleven a Guilford, si tocan a Guilford tocan a Comodoro y todos vamos a salir en defensa".
Linares acusó que la responsabilidad de esta situación la tiene el Gobierno nacional. "(Las textiles nacionales) sufren la importación de mercadería china, coreana, una empresa está pidiendo un crédito que no ha podido conseguir aún y es una vergüenza", subrayó.
Asimismo, dijo que recibieron copia de "un email del Gobierno nacional. Decía que no tenían tiempo de atender este problema".
El municipio comprometió una ayuda económica para los obreros ya que el intendente subrayó que "nunca se dejó a nadie tirado", a pesar de que los números de la comuna están apretados.
El intendente concretó diversas gestiones para que se agilice la entrega del crédito e indicó: "el martes viene el representante de la empresa y vamos a seguir viendo distintas tácticas para salir en apoyo de los textiles, son 243 familias, pero en total 1.100 personas y con más de 40 años en la Guilford".
Al retirarse del encuentro, Cipriano Ojeda manifestó que se siente más tranquilo con el apoyo que le comprometió el Gobierno municipal para defender los puestos de trabajo. "Vamos a esperar la reunión del martes", indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico