El IPV relevó 300 viviendas y detectaron irregularidades

Entre las situaciones irregulares más significativas, se detectó la venta de una casa que estaba destinada a una persona con discapacidad.

Este fin de semana se realizó un amplio relevamiento habitacional en el barrio Ciudadela, encabezados por el delegado local del IPV, Daniel Carrizo, la fiscal Camila Banfi y que contó además con la colaboración de la Policía Comunitaria.

La iniciativa fue planteada por un grupo de vecinos preocupados por los reiterados hechos de inseguridad en el barrio y que estarían vinculados a la llegada de nuevos vecinos a casas otorgadas por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

El delegado de la zona sur detalló este mediodía a El Patagónico que durante el sábado se relevaron una por una alrededor de 300 viviendas que pertenecen a los cinco conjuntos habitacionales que hay en el sector.

Confirmó que allí se detectaron situaciones irregulares, como el alquiler o venta de estas viviendas por parte de sus originales beneficiarios. Carrizo indicó que el caso que "más nos dolió" fue una casa diseñada para una persona con discapacidad que "aparentemente" fue vendida a un hombre que ahora vive solo.

A partir de esta situaciones, adelantó que se continuarán realizando este tipo de relevamientos y ante los casos irregulares que se detecten, se procederá a iniciar los correspondientes trámites para la recuperación de la vivienda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico