El joven baleado por la Metropolitana "está grave, con tres disparos"

El joven de 22 años que recibió disparos el lunes por un efectivo de la Policía Metropolitana en el barrio porteño de La Boca permanece internado en terapia intensiva en el hospital Argerich en estado "muy grave, porque recibió tres balazos, uno en la pera, otro en el brazo y otro en un testículo", afirmó el padre tras reclamar justicia y denunciar que fue un caso de "gatillo fácil".

Rubén Cabello, papá de Lucas, precisó que los médicos ya le dijeron "que le destrozó la médula y que no va a poder caminar ni utilizar las manos".
La situación se generó sobre la calle Martín Rodríguez al 559 donde "desde hace tiempo y por orden judicial hay una consigna policial" por "una causa de amenazas" entre dos mujeres que habitan el inmueble, en las habitaciones 15 y 16 de un hotel familiar para personas en situación de calle, informó el subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace.
El oficial explicó que la orden judicial es para todo el grupo familiar por lo que el policía metropolitano acompañó al hijo de la parte damnificada de las amenazas, cuando a las 15:30 de ayer salió a la calle para hacer una compra.
"Según los testigos esta persona se encuentra con otra, el chico que está internado en el hospital Argerich con heridas de armas de fuego, y ambos mantienen una discusión; luego uno de los jóvenes continúa para realizar la compra y se escuchan tres detonaciones de armas de fuego", añadió, sin dar precisiones de lo ocurrido.
"Mi hijo había ido a comprar dos sandwiches de milanesa a la esquina y cuando vuelve le dispara; la nena desde adentro de la casa lo ve todo y los vecinos cuentan lo mismo; este fue un caso de gatillo fácil, quizá hubo alguna discusión, eso no lo sé, pero nunca justifica que le dispare, y fueron dos tiros primero y después un tercero cuando estaba en el piso", dijo por su parte el padre del Lucas.
Los vecinos acompañaron esa versión y aseguraron que Lucas, que trabaja de cuidacoches en la zona, no estaba armado y que es "un buen chico, nunca hubo ningún problema con él", dijo un hombre identificado como Javier.
El efectivo acusado se encuentra detenido en la comisaría 24 de la Federal y a disposición del Juzgado de Instrucción Nacional de Gabriel Zapa y la fiscal del caso, Susana Calleja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico