El jueves se desarrollará la audiencia por las represas del río Santa Cruz

En esa audiencia pública que se realizará en el Salón Azul del Congreso de la Nación, se debatirá el estudio de impacto ambiental de construcción y funcionamiento de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, a desarrollar con capitales chinos. El Gobierno nacional resaltó la importancia del proyecto para revertir la situación de crisis energética actual y contribuir al desarrollo económico-social del país.

La construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic sobre el río Santa Cruz permitirá incorporar al parque argentino de generación eléctrica 1.310 Mw de capacidad hidroeléctrica, 5% de la capacidad disponible actual, y -por el no uso de combustibles sólidos- evitar la emisión de 2,5 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.
En la Audiencia Pública que se realizará el jueves en el Salón Azul del Congreso de la Nación, se debatirá el estudio de impacto ambiental de construcción y funcionamiento de las dos represas, para la cual el Gobierno nacional resaltó su importancia para revertir la situación de crisis energética actual y contribuir al desarrollo económico-social del país.
La energía hidroeléctrica a producir por el complejo hidroeléctrico se estima en un promedio de 5.171 GWh de energía firme, 5% de la demanda eléctrica del país, de carácter eminentemente renovable, producida a partir de un recurso que no se agota por su utilización.
Desde el punto de vista de la matriz energética del país, las obras mencionadas contribuyen a la diversificación, reemplazando una parte de lo producido a partir de combustibles fósiles que, en la actualidad, representa 87% de la energía primaria consumida y contribuirán, además, a generar condiciones óptimas para incorporar al SADI otras fuentes de generación energéticas renovables.
En las consideraciones previas, se destacó que las fuentes renovables como la eólica o la solar requieren la existencia de fuentes de generación continua que otorgue estabilidad y confiabilidad al sistema, estimándose que los aprovechamientos sobre el río Santa Cruz permitirán la incorporación de unos 2.200 GWh de energía media anual adicional de origen eólico, compensando su oferta, de carácter intermitente.
Con esas proyecciones, se aseguró que el nuevo entramado energético permitirá reducir la utilización de combustibles fósiles, por lo que se evitaría la emisión del orden de 2,5 millones de toneladas de gases de efecto invernadero o dióxido de carbono equivalente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico