El juez Casanello pidió información sobre las declaraciones juradas de Mauricio Macri

Los pedidos del magistardo se produjeron en el marco de la causa en la que Macri está imputado por no haber informado su participación en las empresas offshore denominadas Fleg Trading LTD y Kagemusha SA.

El juez federal Sebastián Casanello solicitó ayer que la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) le remita el informe sobre las presuntas inconsistencias detectadas tras comparar las declaraciones juradas que el presidente Mauricio Macri presentó cuando era candidato y todavía jefe de Gobierno de la Ciudad.
El pedido se produjo luego de que el diario La Nación informara que “los números del patrimonio del presidente Mauricio Macri son inconsistentes y contradictorios”, de acuerdo a un informe de la Procelac elaborado al comparar dos declaraciones del mandatario correspondientes a 2014.
El magistrado que investiga al jefe de Estado por una denuncia presentada tras las revelaciones surgidas de la investigación periodística internacional conocida como Panamá Papers cursó ayer el pedido a la Procelac a través de un oficio que también envió por fax, según informaron a Télam fuentes judiciales.
A fin de junio, el juez Casanello había pedido al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a la Oficina Anticorrupción, que encabeza la ex diputada del PRO Laura Alonso, un estudio comparativo de las declaraciones juradas que presentó Macri entre entre 2013 y 2015.
Los pedido de Casanello, el de fin de junio y el de ayer, se produjeron en el marco de la causa en la que Macri está imputado por no haber informado su participación en las empresas offshore denominadas Fleg Trading LTD y Kagemusha SA.
En 2015, Macri presentó dos declaraciones juradas correspondientes a 2014, una en la Ciudad de Buenos Aires como jefe de gobierno porteño y otra ante la Oficina Anticorrupción como candidato a presidente, lo cual permitió a la Procuraduría elaborar un informe sobre dos declaraciones referidas a un mismo período.
El informe de la Procelac fue elaborado en torno a los rubros “bienes inmuebles”, “acciones, cuotas, participaciones sociales”, “depósitos y dinero en efectivo”, “acreencias” y otros “conceptos” y “consideraciones” y, según informó La Nación, fue remitido a la justicia penal de la Ciudad.
La ex legisladora porteña Gabriela Cerruti había denunciado ante la justicia penal porteña a Macri por las presuntas “inconsistencias identificadas en las declaraciones juradas patrimoniales presentadas por el (entonces) Jefe de Gobierno porteño y candidato presidencial por la Alianza Cambiemos”.
Desde la Casa Rosada adjudicaron el hecho a las características diferentes de los sistemas de carga informática que utilizan en la Ciudad y la OA y negaron inconsistencias. Esto, sostienen, “lleva a un resultado distinto cuando se trata de los mismos bienes y del mismo patrimonio real”.

LAS INCONSISTENCIAS
Sin embargo, la Procelac tuvo en cuenta esos distintos criterios informativos al realizar su reporte comparativo de las declaraciones juradas del jefe de Estado. Por ejemplo, existen diferencias entre las “acciones del país” y “acciones del exterior”. Según el contador de Macri, Mauricio Szmulewiez, la diferencia en los sistemas de carga hace que “las acciones que para Bienes Personales valen cero, porque tributan las sociedades, en el otro formulario valen millones”. En ese caso, reconoció en el informe porteño “acciones del país” por $27,5 millones, mientras que en el otro fue de 13 centavos.
La Procelac también detectó incongruencias entre los depósitos y el dinero en efectivo declarado. En el informe entregado en la Ciudad “aparece una cuenta corriente más” que las declaradas ante la OA, y los valores también difieren. Detalló una caja de ahorros en dólares por $83.419 y una cuenta corriente en dólares por $1.322.229, mientras que ante la OA dijo que posee $704.976 y $10,4 millones. Según el contador de Macri el error es porque en el segundo documento se pesificaron.
Además, está el caso de las cuentas que el Presidente tiene en el exterior. En un caso declara una en Suiza y en otro en EE.UU. Szmulewiez explicó que se trata de la misma cuenta abierta en el Merril Lynch, entidad que vendió su banca privada a Julius Baer, que llevó todos los depósitos a Suiza. Luego ofreció a sus clientes migrar a Bahamas, opción por la que optó Macri.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico