El jugador de CAJN fue intervenido y se recupera en terapia intensiva

Es materia de investigación por estas horas las circunstancias en que el jugador de Jorge Newbery resultó agredido en la vía pública ayer a la mañana. Por el hecho, fue detenido Bruno Muñoz, quien hoy será sometido a la audiencia de control de detención.

La violenta agresión a Franco Santana, reconocido futbolista que actualmente integra el plantel de Jorge Newbery, se produjo cerca de las 7 de la mañana de este jueves en la intersección de Rivadavia y 9 de Julio.

Según fuentes policiales, el jugador de 30 años comenzó a discutir con Bruno Sebastián Muñoz, de la misma edad y se desató una pelea donde habría recibido un golpe que lo desestabilizó y terminó cayendo al suelo, golpeándose la cabeza contra el asfalto.

Los testigos que presenciaron el hecho, informaron rápidamente a un agente que se encontraba en la zona y al llegar, se encontraron con el jugador en el suelo y al agresor con el celular de la víctima en sus manos. Inmediatamente, Santana fue trasladado al Hospital Regional y Muñoz quedó demorado.

A raíz del fuerte golpe, según detallaron a El Patagónico desde la Seccional Primera, sufrió traumatismo de cráneo y presentaba coágulos de sangre. Anoche los familiares informaron a la policía que se encontraba en coma farmacológico pero estable internado en la Clínica del Valle.

Este mediodía, la Clínica informó el estado de salud de Santana y aseguró que se encuentra "estable":

parte medico.jpg

El futbolista surgió de la CAI Comodoro Rivadavia y también pasó por Boca de Río Gallegos, Deportivo Madryn y actualmente forma parte del plantel de Jorge Newbery.

UN PIROPO HABRÍA SIDO EL DESENCADENANTE

Muñoz en un principio quedó demorado pero – luego de la declaración de una empleada del centro de monitoreo que observó lo sucedido - quedó detenido por tentativa de robo.

Tras quedar demorado, declaró que él se encontraba con su novia saliendo del pub cuando Santana le habría dicho algo a su novia y fue allí que habría comenzado la discusión entre los dos hombres.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico