El juicio por el femicidio de Valeria Palma se iniciará a fines de este mes

El juicio oral y público por el femicidio de Valeria Palma se llevará a cabo a partir del 29 de mayo y se extenderá hasta el 9 de junio, cuando se deberá revisar la prisión preventiva del acusado Mario Díaz, para quien ayer se confirmó el mantenimiento de la medida de coerción y se ordenó su alojamiento en un celda común, ya que desde el 2 de abril se encontraba en una de aislamiento.

La revisión de la prisión preventiva que viene cumpliendo Mario Díaz desde el 27 de agosto del año pasado, se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial y fue presidida por la juez natural de la causa, Mariel Suárez. La Fiscalía estuvo representada por la funcionaria Cintia Iglesias, mientras que el acusado fue asesorado por la defensora pública, Lilián Bórquez.
En ese contexto, la acusadora pública solicitó el mantenimiento de la medida de coerción que viene cumpliendo Díaz porque a su entender se mantienen vigentes los peligros procesales por los cuales se dictó la medida. Al respecto afirmó que existen elementos de convicción suficientes para tener al imputado como probable autor del hecho, ya que fue presentada la acusación con su correspondiente ofrecimiento de prueba.
La funcionaria de Fiscalía se refirió además a la existencia de los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación, agregando que Díaz es oriundo de Salta y no tiene arraigo ni familia en la ciudad, lo cual facilitaría su fuga.
A ello, agregó que el hecho investigado es de características graves, por la violencia con la que se cometió el crimen de Palma y la pena que se espera como resultado del procedimiento es la prisión perpetua.
Finalmente, se refirió al peligro de entorpecimiento sobre el cual dijo que su soltura podría influir sobre testigos de la causa que son vecinos del inquilinato donde se cometió el hecho.
A su turno, la defensora sostuvo que disiente con los argumentos de la funcionaria de Fiscalía, pero no se opuso en virtud de que Díaz no cuenta con un domicilio en la ciudad para pedir la morigeración de la medida de coerción.
En cuanto al tiempo de la medida, dijo que debe ser fijada hasta la fecha del juicio, el cual tiene como finalización el viernes 9 de junio. En cuanto a los peligros procesales, recordó que durante la audiencia del 2 de febrero, cuando se le dictó la prisión preventiva a Díaz, solo se fundó en base al peligro de fuga y no respecto al peligro de entorpecimiento, por lo cual solicitó se mantenga solo el peligro de fuga.

UN MES EN EL "BUZON"
En la audiencia de ayer, la defensora hizo referencia al lugar donde se encuentra alojado Díaz desde el 2 de abril y exigió que sea retirado de allí y se lo ubique en una celda común hasta que se concrete el traslado a la Comisaría de Rada Tilly, tal como fuera solicitado.
Asimismo, cuestionó la falta de precisión en el informe brindado sobre la medicación que debe ser suministrada al detenido, en virtud de su problema de salud que se manifiesta con convulsiones.
Tras escuchar a las partes, la juez resolvió mantener la medida de coerción que pesa sobre el imputado Díaz hasta el próximo 9 de junio, reconociendo que le asiste razón a la defensora en cuanto a que se descarta el peligro procesal de entorpecimiento, aunque subsiste el peligro de fuga.
La jueza se refirió a las características graves del hecho, el atentado a la vida de una persona; también calificó la medida de coerción como proporcional y razonable por los elementos de convicción existentes y lo avanzado del proceso, con la causa elevada a juicio. Respecto al estado de salud del imputado Díaz, que sufre convulsiones, la jueza resolvió que sea trasladado a una celda común hasta que se gestione su alojamiento en la Comisaría de Rada Tilly.
Hay que recordar que el crimen de Valeria Palma ocurrió el 27 de agosto del año pasado, aproximadamente las 23:20, en el interior de un inquilinato ubicado sobre la calle José Ignacio Rucci, lugar que compartía con el imputado.
Luego de una discusión el imputado tomó un martillo y la golpeó con fuerza; intervino el dueño del inquilinato y le quitó la herramienta pero éste continuó agrediéndola con un cuchillo y le aplicó 24 puñaladas en el tórax y abdomen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico