El lunes comienza el juicio por el triple homicidio de Sarmiento

Claudio Lamonega es el único imputado por los asesinatos de su pareja Marisa Santos y de los dos hijos de la mujer, quienes fueron ultimados de certeros disparos en la cabeza mientras dormían. Serán once audiencias de debate público, con alrededor de 100 testigos y 84 medios de prueba documentales y periciales. La parte acusadora anticipó que solicitará la pena de prisión perpetua.

El lunes, a ocho días de que se cumpla el primer aniversario de los asesinatos de Marisa Santos (48) y de sus hijos Lucas (15) y Victoria Ramis (17), se iniciará en Sarmiento el juicio oral y público.
Está previsto que a las 8:30 comience el debate que tiene como único imputado a Claudio Norberto Lamonega (50), pareja y ex concubino de Santos, quien según entiende el Ministerio Público Fiscal, representado por la jefa de fiscales Andrea Vázquez, es el autor del triple homicidio.
La funcionaria deduce que las pruebas son contundentes para probar la autoría de Lamonega, quien está acusado como autor penalmente responsable de los delitos de homicidio agravado por alevosía, tres hechos en concurso real. Con relación a la víctima Marisa Ester Santos, agravado también por el vínculo y por haber sido cometido por un hombre hacia una mujer, habiendo violencia de género. Todos agravados por el uso de armas de fuego y en concurso real con hurto calificado en calidad de autor. Por esa razón, pedirá la prisión perpetua.
El debate oral y público se extenderá por once días con cerca de 100 testigos y 84 medios de prueba documentales y periciales. Será presidido por los jueces Roberto Casal, Daniel Camilo Pérez (ambos de Sarmiento) y Francisco Marcelo Orlando (Puerto Madryn), quienes integran el tribunal colegiado.
Lamonega, quien desde diciembre y hasta hace poco menos de un mes era defendido por el abogado particular Guillermo Iglesias –quien renunció a representarlo–, recibirá la asistencia técnica de los abogados de la Defensa Pública, Miguel Moyano y Gustavo Oyarzún.

PRUEBAS
Vázquez indicó que Santos era víctima de una violencia psicológica y económica por parte del imputado y aseguró que probará la culpabilidad de Lamonega. "Se trató de una investigación muy compleja, porque no tenemos un testigo directo que haya visto esa situación. Este hecho es un conjunto de indicios, evidencias y testimonios, que unidos y concatenados uno con el otro, conforman un rompecabezas, que al unir sus piezas, permitirá demostrar la autoría y la materialidad de Lamonega en estos hechos. Hay elementos que hacen a la convicción de que esto sucedió como lo relatamos y que esta persona es el autor", indicó.
En este sentido la jefa de fiscales recordó: "en sede judicial, Lamonega declaró que esa madrugada del domingo 23 de noviembre, durmió en el domicilio de las víctimas, hasta la mañana, y luego salió con la camioneta de Marisa".
También señaló que el recorrido que realizó el imputado con el vehículo de la víctima fue tomado por las cámaras de seguridad de los comercios e instituciones, y que diversos testimonios lo ven a Lamonega en el lugar donde finalmente fue abandonada la Renault Kangoo, tirando elementos en un contendor.
A esto se debe sumar la vaina encontrada en el basural, que es del mismo calibre con que se ejecutó a las víctimas; el hallazgo del teléfono celular de Santos y un silenciador en la zona de los canales de riego donde fue visto el imputado; y las pericias que permiten saber cómo se produjeron las muertes a pocos metros de distancia sin signos de defensa, además de otras pruebas.
Los hechos investigados ocurrieron el 23 de noviembre de 2014 en el domicilio ubicado en calle Sarmiento N° 445, entre las 3:25 y las 9:50, mientras Santos y sus hijos se encontraban durmiendo cada uno en sus habitaciones, situación que habría aprovechado el imputado para quitarles la vida disparándoles en la cabeza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico