El lunes se normalizaría el abastecimiento de agua en el CIP

Las actividades del Centro de Información Pública se vieron interrumpidas por la falta de suministro de agua potable en el recinto. El Ejecutivo instó a la empresa encargada de la obra a colocar bombas y el lunes estaría resuelto el problema.

El 23 de febrero se inauguró el Centro de Información Pública (CIP) con el objetivo de ofrecer un nuevo espacio, cómodo y moderno, para la comunidad de Comodoro Rivadavia, ya que albergaría a las Secretarías de Cultura y Turismo, la Biblioteca Municipal y contaría con una sala para no videntes, un auditorio, un bar literario y salas de exposiciones.
La inauguración generó grandes expectativas entre los empleados ya que iban a poder ofrecer un mejor servicio con renovadas propuestas que antes estaban limitadas por la falta de espacio. Sin embargo, a poco de ser inaugurado el edificio comenzó a presentar falencias y recientemente tuvo que ser cerrado por la falta de agua en el lugar, lo que preocupa de sobremanera a los trabajadores, ya que también afecta su labor.
Esta tarde el intendente Carlos Linares, en diálogo con Radio Del Mar se refirió al tema y aseguró que ya se tomaron cartas en el asunto. "Hay un problema de abastecimiento de las resevas que no permiten la acumulación", explicó el mandatario. "Pero ese problema ya fue informado a la empresa encargada de la obra, porque es obra todavía esta en garantía".
De inmediato, "la empresa colocó un sistema de bombas, trabajo que debería finalizar en el día de la fecha y el lunes debería estar normalizado", aseguró.

LOS RECLAMOS

Según informaron las fuentes consultadas por El Patagónico, ante la falta de agua los trabajadores comenzaron a ver reducidas sus horas de trabajo para cumplir con las actividades programadas. "Nosotros entramos a trabajar a las 8, y hace prácticamente un mes empezaron a decirnos que no vayamos retirando temprano; comenzamos a retirarnos a las 12, luego a las 10, y hubo días que nos fuimos a las 9. Una locura”, explicó un empleado que pidió reservar su nombre por seguridad.
"Esto genera una desazón en las personas porque muchos llegan y no saben cómo organizarse para sus tareas, o si van a empezar algo tampoco saben si lo van a poder terminar. Muchas veces tuvimos que pedirle a la gente que se retire. El área de Turismo también tiene el mismo problema”, describió.
El trabajador explicó que toda esta situación motivó quejas de los empleados y ante los reiterados reclamos, las autoridades decidieron llevar un camión cisterna para llenar un tanque de agua que se encuentra en la parte trasera del edificio, y que funciona como una medida auxiliar para los Bomberos Voluntarios en caso de un incendio.
“Llenan ese tanque y la gente tiene que ir juntando agua en baldes para llevar cada vez que vas al baño. Otra es que ponen un balde grande y te lo ponen en la entrada para que vos vayas con tu ‘baldecito’ y lleves agua al baño”, detalló el trabajador.
"Las chicas de Turismo tuvieron que buscar agua con un tarro porque no se podía dejar el baño sin agua por la Expo Industrial. Llegaban los usuarios y teníamos que tener agua. Pero los responsables no son los empleados sino las autoridades", cuestionó el trabajador indignado, esperando que en enero, tal como dijeron los responsables, haya una solución.


Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico