El manejo del agua deberá adaptarse a la crisis hídrica

El concejal Guillermo Almirón apuntó que el cambio de la toma en el lago Musters debe comenzar de inmediato. Mientras, el ministro de Ambiente, Ignacio Agulleiro, sostuvo que los productores rurales deberán cambiar sus hábitos para aprovechar más el recurso.

Luego de la asamblea del Comité de Cuenca del Senguer, la dirigencia política presente entendió que el río y sus lagos atraviesan un período severamente crítico. En ese contexto, se planteó que el manejo del agua deberá adaptarse para no agravar la sequía y esperar a mejores condiciones climáticas.
El concejal comodorense Guillermo Almirón (FpV) se refirió a la decisión tomada en la reunión de Comité para avanzar con el cambio de lugar de toma de agua del lago Musters y garantizar el servicio a Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Caleta Olivia. Técnicamente, evita tomar el agua de una zona sedimentada y con presencia de algas que dificultan y encarecen el proceso de potabilización.
"Hay una crisis hídrica profunda por el cambio climático y no podemos seguir manejando el recurso igual que antes", advirtió Almirón. "Esperemos que esa obra llegue a tiempo ya que viene la época estival y que no tengamos que buscar responsables del problema sino la solución, porque si no vamos a tener problemas más importantes que el año pasado", afirmó.
En la asamblea, el Comité aprobó la solicitud de una obra para extender la toma de agua del viejo acueducto porque actualmente está a 20 centímetros del pelo del agua y a menos de 1,5 metros del fondo, donde hay sedimentos. La situación genera complicaciones en la toma y en el proceso de potabilización.
"Para priorizar el consumo humano, que es el objetivo acordado, es necesario hacer esta obra complementaria que no estaba prevista ante una baja inesperada del lago y afluentes", expuso el concejal Almirón, uno de los políticos comodorenses presentes el martes en el Centro de Información Pública.

DESCENSO DEL CAUDAL
Esta baja en el caudal se produjo por varios motivos, entre ellos el caudal de ríos cercanos que aportaban al Musters y ya no tienen capacidad para hacerlo, con lo cual cada vez ingresa menos agua al Musters. Además, se suma el factor climático, sin nieve ni suficiente lluvia en la zona desde hace varios años.
El ministro de Ambiente de Chubut, Ignacio Agulleiro, encabezó en Comodoro Rivadavia en el Comité junto a su par en Hidrocarburos, Sergio Bohe y el administrador del Instituto Provincial del Agua (IPA), Gerardo Bulacios. "La sequía va a persistir por diez años más, aumentando la temperatura, el viento y bajando las precipitaciones", remarcó.
"Ante un escenario semejante, es necesario que los productores se adapten. No estamos pensando que se deje de producir sino que produzca de manera más intensiva, con ahorro de agua, con riego sistematizado, con producciones que requieran menos agua", enfatizó el funcionario.
A modo de ejemplo, se refirió al riego en la zona del río Senguer. "El 95% de la producción es extensiva, ovina y bovina. Este sistema "genera un gasto de más o menos 10.000 metros cúbicos por hectárea y en cada hectárea se puede criar una vaca", señaló el ministro.
"Para que la producción sea rentable, el productor tiene que tener por lo menos 100 hectáreas regadas por inundación. Esto es una cantidad de agua desorbitante y ante una crisis hídrica como la que estamos atravesando, tenemos que empezar a adaptarnos a una nueva realidad que es que ese agua no va a estar disponible", explicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico