El menor fue imputado por el homicidio de Cárdenas y le dictaron medidas sustitutivas

El adolescente S.C. fue imputado por el homicidio de Nicolás Cárdenas, ocurrido en Palazzo durante la madrugada del domingo, mientras que su padre recuperó la libertad esa misma noche a pedido de la propia Fiscalía. Ayer se controló su detención y la Fiscalía tendrá dos meses para investigar, tal como lo solicitó la juez de turno. La magistrada además impuso una serie de medidas que cautelan el proceso.

La audiencia de control de detención y apertura de investigación contra S.C. (16) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y se extendió hasta pasadas las 15. El acto fue presidido por la juez penal de turno, Mariel Suárez, mientras que el imputado recibió la asistencia del defensor público, Esteban Mantecón, y la asesora de Menores, Andrea Mac Garva. El Ministerio Público Fiscal, en tanto, fue representado por la funcionaria Verona Dagotto.
En ese marco, la acusadora pública solicitó que se declare legal la detención del menor y se formalice la apertura de investigación preparatoria en su contra por el delito de homicidio simple, en calidad de autor. Ello, por el hecho ocurrido durante la mañana del domingo en el pasaje Matheu, del barrio Próspero Palazzo, y que tuvo como víctima a Nicolás Calderón (19).
Según el relato fiscal sobre el hecho, el mismo ocurrió tras la culminación del cumpleaños de la novia del imputado, en ocasión que el menor y su padre se aproximaron a un grupo de personas que se encontraban en inmediaciones de San Lorenzo y Teniente Merlo, del barrio Palazzo. Lo hicieron en una camioneta Kia (dominio BVD 530) y tras una discusión, Omar Calderón le pegó una cachetada a uno de los sujetos y todos los que estaban allí comenzaron a agredirlo, razón por la cual tomó parte de la gresca el adolescente S.C. y haciendo uso de un cuchillo arrojó puntazos a los agresores, logrando herir a varios de ellos y ocasionándole una lesión sangrante a Cárdenas, la cual produjo su muerte mientras era conducido al Hospital Regional.

CUESTIONAN CALIFICACION
A todo esto la Defensa Pública cuestionó la calificación jurídica escogida por la Fiscalía y aseguró que con el avance de la investigación la misma podría cambiar por otra menos gravosa.
Por otro lado la funcionaria solicitó un plazo de dos meses para concluir con la investigación y requirió que se cautele el proceso.
Tras escuchar a las partes, la juez declaró legal la detención y formalizó la investigación preparatoria con la calificación provisoria que propuso la parte acusadora. Además, otorgó los dos meses de investigación que solicitó esa parte y como medida cautelar, teniendo en cuenta que se trata de un menor de edad que es punible, dictó la prisión domiciliaria durante los fines de semana; prohibición de acercarse al barrio Palazzo -por lo que su familia deberá mudarse a otro sector de Comodoro Rivadavia-; ordenó presentaciones semanales ante el Cuerpo de Delegados de Control, acompañado por su padre o tutor y de la misma manera deberá concurrir a la escuela para terminar el cuarto año de la educación secundaria, que se encuentra en curso. Todo ello, por el mismo plazo otorgado para la investigación.
En otro orden de cosas, es válido aclarar que el padre del adolescente imputado nunca estuvo en calidad de detenido, sino que fue demorado junto a su hijo en el Hospital Militar y una vez que el fiscal Juan Carlos Caperochipi reunió los elementos de convicción suficientes para establecer la presunta autoría del hecho, solicitó únicamente el mantenimiento de la detención del adolescente que ayer fue imputado. En tanto que su padre, la madre y un tío fueron los únicos que ayer participaron de la audiencia judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico