El Merval sintió el impacto británico y cayó un 2,2%

"Se ha generado pánico en los mercados, producto de que el 'statu quo' de la Unión Europea empieza a correr peligro de una desagregación con otros países como Italia y España", dijo Marcelo Trovato, analista de la consultora Pronóstico Bursátil.

El índice Merval cedió un 2,2% este viernes a 13.924 unidades afectado por la tendencia negativa de los mercados globales tras la votación de Reino Unido a favor de abandonar la UE.
Las más afectadas fueron las acciones de Comercial del Plata (-4,8%); Banco Francés (-3,7%); y Petrobras (-3,6%).
Reino Unido votó por abandonar la Unión Europea, un resultado que llevó ayer al primer ministro David Cameron a anunciar su renuncia y que representa el mayor golpe desde la Segunda Guerra Mundial a las aspiraciones de mayor unidad del bloque.
"Se ha generado pánico en los mercados producto de que el 'statu quo' de la Unión Europea empieza a correr peligro de una desagregación con otros países como Italia y España", dijo Marcelo Trovato, analista de la consultora Pronóstico Bursátil.
"Hay un cambio de ciclo económico de 70 años con un panorama complicado. El temor en los mercados está dado en que no se esperaba este resultado (por el Brexit)", agregó.
Por otra parte, los principales bonos en dólares se desentendieron del viernes negro y treparon hasta 4%, impulsados por una fuerte apreciación del tipo de cambio mayorista.
Los avances fueron liderados por el Par ley argentina, que ganó un 4%. Además, el Argentina 2026 subió un 3,5%; el Bonad 2016, un 3,4%; el Bonar 2017 y el Bonad 2017, un 3,3%; el Discount ley argentina, un 2,6%; y el Bonar 2024, un 2,5%.
Las consecuencias económicas de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea pueden llegar a ser considerables.
El resto de miembros de la UE tiene una importancia crucial para el comercio exterior de Reino Unido. Al salir del bloque, Londres tiene que volver a suscribir acuerdos de libre comercio.
Muchas empresas del "continente" tienen fábricas y centros de producción instalados en Reino Unido y crean allí miles de puestos de trabajo, entre ellas automotrices como Mini, filial de BMW, o Bentley, de Volkswagen. También la industria metalúrgica está muy activa en el país, así como servicios de turismo, transporte y otros muchos sectores.
Los británicos no forman parte de la zona euro, pero la circulación de capital y los bancos están estrechamente relacionados con otros países de la UE. La salida de la UE puede provocar que el desplome de la libra, registrado hoy en los mercados, se mantenga. También el euro puede mantener su tendencia a la baja frente al dólar, el yen y otras monedas. Lo mismo pasa con las turbulencias registradas hoy en las bolsas y los mercados financieros internacionales.
Todos estos efectos podrían reducir la disposición a invertir o a consumir, por lo que Reino Unido puede caer en una espiral de contracción económica cuyas consecuencias son difíciles de prever para el producto interno bruto (PIB) del país.
Al salir el Reino Unido de la UE, el país tiene que reestructurar la financiación de numerosos sectores y pasarlos a su propio presupuesto como por ejemplo en el transporte, la educación universitaria o la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico