El ministro de Energía garantizó el financiamiento para el CABIN

Juan José Aranguren garantizó ayer el financiamiento del plan de Medicina Nuclear, que involucra al Centro de Aplicaciones Bionucleares de Comodoro Rivadavia. Expresó su interés por el proyecto de desarrollo de uranio integral y se manifestó a favor de avanzar en el diálogo con el Reino Unido en materia de política petrolera en torno a las Islas Malvinas. Fue en el marco de la reunión en las comisiones del Senado, donde respondió consultas sobre estos temas pero también respecto a los tarifazos al gas y los combustibles.

El ministro de Energía y Minería de Nación, Juan José Aranguren, finalmente concurrió ayer al Senado donde, ante el plenario de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles, Derechos y Garantías, respondió las consultas y planteos de los senadores respecto al tarifazo y a otros temas.
Aranguren se pronunció sobre el CABIN, el proyecto de desarrollo de uranio integral y las relaciones con Malvinas, a partir de los planteos efectuados por el senador nacional por Chubut Somos Todos, Alfredo Luenzo.
Luenzo aprovechó la visita del ministro para transmitirle tres de sus preocupaciones de los temas puntuales referidos a Chubut y en todas sus respuestas el funcionario dio su punto de vista favorable a la continuidad del plan de medicina nuclear, a la explotación de uranio y a las conversaciones con Gran Bretaña para avanzar en el diálogo sobre hidrocarburos en la zona de las Islas Malvinas.
“El plan sigue adelante”, contestó Aranguren de manera categórica sobre la continuidad del Plan Nacional Nuclear y al respecto enfatizó que fue “un dibujo” el presupuesto que recibieron el 10 de diciembre cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri por lo que adelantó que en los próximos días “va a haber un decreto de necesidad y urgencia para reformular algunas partidas”.
En cuanto a la explotación de uranio, Aranguren dijo: “es decisión del gobierno nacional” avanzar en esa materia y le pidió al senador Luenzo que lo “ayude con el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, que ahora se está recuperando de una operación, para convencerlo en ese tema, porque va a ser muy útil”.
Respecto al tema petrolero en torno a las Islas Malvinas, el ministro remarcó que en el seno del gobierno no solo se estudia la situación en derredor del archipiélago del Atlántico Sur “sino también en el Mar Argentino que está inexplotado”.
Y remarcó: “un buen vínculo con Gran Bretaña, a través de la cancillería, puede ayudar a eso”.
Para concluir, Aranguren señaló: “dentro de poco vamos a lanzar un concurso de precios para hacer prospección en la plataforma continental, para empezar hacer la tarea para cualquiera que quiera hacer exploración”.

EL TARIFAZO

En la comisión, el ministro también contestó las preguntas de otro senador chubutense, Mario Pais del Frente para la Victoria, quien remarcó la necesidad de “revisar el esquema tarifario y evitar distorsiones como la diferenciación que actualmente existen entre localidades vecinas como Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia”.
El senador también reclamó la necesidad de “garantizar el suministro de gas en garrafas al precio de referencia en todo el territorio nacional”. De acuerdo al esquema de precios actuales, dicho precio debería ser 97 pesos con una variación máxima de un 4%, sin embargo en Chubut la garrafa supera los 120 o 130 pesos, según la zona.
Con respecto al esquema tarifario, Aranguren reconoció las distorsiones regionales y señaló que su cartera trabaja en una revisión tarifaria integral, con audiencias públicas como marca la normativa vigente.
Mientras, en relación a las garrafas, prometió una mayor intervención para garantizar la provisión de GLP y destacó los logros del Programa Hogar, lanzado en abril de 2015 por la gestión anterior, que permite subsidiar el consumo en 2,5 millones de hogares.
En la reunión, Aranguren tuvo algunas frases que Pais consideró como “poco felices para alguien que cumple el papel de ministro” como asegurar que “no hay subas en las naftas; sino un reconocimiento del costo de la materia prima” o aceptar que está “aprendiendo sobre la marcha” en relación a las idas y vueltas con los aumentos tarifarios y las dificultades en implementar la tarifa social.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico