El ministro de Salud anticipó que se discutirá la categorización de clínicas y sanatorios privados

El sector privado de Salud está en el centro de los cuestionamientos, anticipó el propio gobernador al comunicar que el próximo gabinete abierto -en diez días- se realizará con todos los prestadores que "deberán sacarse las caretas". Ayer, en diálogo con El Patagónico, el ministro Ignacio Hernández anticipó que discutirán las categorizaciones de clínicas y sanatorios.

"No cobra lo mismo un cinco estrellas que un tres; y no puede tener cinco el que no garantiza las guardias", dijo ayer el ministro de Salud de Chubut, Ignacio Hernández.
Fue el propio gobernador Mario Das Neves quien subió el volumen de las críticas a los prestadores privados de salud en los últimos días. Primero resaltó que el 70% de los afiliados de obras sociales se atiende en hospitales públicos, y el martes anticipó justamente que ese será el eje del próximo encuentro del gabinete abierto.
"Dijimos que íbamos a ser más duros, pero no me interesa la dureza si esto no hace que existan resultados que la gente está esperando. Dentro de 10 días vamos a llamar a toda la gente de la salud pública y privada para que den la cara en una reunión de Gabinete Abierto; para que nos saquemos la máscara y veamos quién está perjudicando a la salud de la provincia del Chubut", enfatizó el funcionario ayer en diálogo con El Patagónico.
De paso por Comodoro, Hernández anticipó que de esa mesa participarán, además de él mismo y el gobernador, los subsecretarios y directores de área y dueños de clínicas y sanatorios con internación de la provincia.
"Vamos a discutir muy seriamente la categorización de los servicios porque no es lo mismo ir a un hotel de 2 estrellas que a uno de 5; no es lo mismo una institución que tiene todos los servicios que otra que no los tiene. Eso tiene perjuicio económico para los privados porque no cobra lo mismo una institución que tiene determinada cantidad de desarrollo que otra que tiene menos".

EL OBJETIVO
El ministro planteó que la idea no es avanzar con penalidades o multas económicas, sino que se enfocarán en la re categorización y para ello será fundamental el área de fiscalización del ministerio. "Que les quede claro: para tener un servicio de 5 estrellas tienen que tener guardias, no solo pediátricas sino de adultos; completar una serie de requisitos".
Es que, según explicó, el "negocio" del prestador privado hoy no pasa por las camas ni la atención médico-paciente, sino por los "enchufes": la infraestructura y equipamiento.
"Eso es lo que los sostiene. Les sirve más hacer una tomografía o resonancia que atender un paciente por la guardia. Pero esto es un fino equilibrio que nosotros como responsables de la salud no podemos permitir que se rompa. Si quieren facturar como una clínica 5 estrellas sus resonancias tomografías y diálisis, tienen la obligación de tener también los servicios mínimos básicos que la población necesita. Voy a ser categórico en eso: por ahora estamos apostando mucho al diálogo y tenemos una reunión de gabinete ampliado con ellos en los próximos diez días. Vamos a plantear todos los problemas; los que podemos aceptar; los que no y en qué trabajaremos juntos, pero hay cosas que son determinantes y son un quiebre en la discusión: tienen que tener guardias para poder funcionar", subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico