El misterio de la desaparición de Marcos: ¿fue un secuestro?

El nene de dos años apareció a las ocho de la mañana del jueves en el techo del quincho de un vecino de Caseros, a la vuelta de su casa. Nadie de la familia cree que el nene pudo haber subido solo. La policía investiga un posible secuestro.

"Estaba muerto de frío. Le dimos una leche caliente cuando lo bajaron", dijo Mercurio, el vecino que alertó a la policía de que Marcos Bonacchio, el nene que era intensamente buscado desde el miércoles a la noche, estaba en el techo de su casa.

"No tengo idea como llegó ahí. Es muy raro. Los albañiles no dejaron la escalera a mano. Ahora la policía tiene que investigar. Lo importante es que el nene está bien", agregó Mercurio.

La misma hipótesis sostiene la familia del nene de dos años: "no puede haber subido solo", dijo la mamá y baraja la hipótesis de que el nene podría haber sido secuestrado y, debido a la exposición que tuvo la búsqueda, lo "descartaron" en ese lugar. "Yo escuché los perros ladrar recién a las dos de la madrugada", confió el vecino.

Seguí leyendo en MinutoUno.com.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico