El mochilero desaparecido tomó un camino alternativo para llegar a Machu Picchu

La familia del joven informó todos los detalles a la policía local y pidió que investiguen las filmaciones de las cámaras de seguridad, dispuestas a la entrada y salida de las ruinas. Aunque remarcaron que el guía de montaña de Machu Picchu les dijo que no estaba al tanto de la búsqueda.

Un mensaje de audio que Federico Farías le envió a una amiga, confirmó que el joven mochilero perdido en Perú tomó un camino alternativo al turístico para llegar a las ruinas de Machu Picchu.
Se trata del camino de La Hidroeléctrica, en la zona del Río Vilcanota, donde diez agentes especializados en rescate de la policía de Cusco y personal civil continúan la búsqueda de Farías, según informó hoy a Télam la policía local.
"Desde el miércoles 17, cuando se formalizó la denuncia de extravío del joven Farías, se implementó su búsqueda con más de diez policías especializados en rescate y personal civil en la zona del Río Vilcanota'", confirmó la policía de Machu Picchu.
El viernes, los familiares recibieron un audio que el joven le envió a una amiga el mismo día que se extravió, el jueves 4 de mayo, confirmando que tomaría el camino de La Hidroeléctirca, una ruta alternativa a la turística que es la que recorren los mochileros para no abonar la entrada a las ruinas.
Consultada por Télam, Laura, una amiga de la familia, señaló ayer que "el audio cuenta el recorrido que iba a realizar Federico. Dice que iba a caminar por el costado de unas vías del tren, hasta llegar al camino de La Hidroeléctrica, que no iba a cruzar el puente sino que bajaría al Río Vilcanota por unas escaleras medio escondidas entre la vegetación y caminaría por la orilla hasta llegar a La Arenera y que cruzaría ahí el río para ir a la montaña del Huayna Picchu, que es el ingreso a las ruinas por la parte trasera".
La familia informó todos los detalles a la policía local y pidió que investiguen las filmaciones de las cámaras de seguridad, dispuestas a la entrada y salida de las ruinas. Aunque remarcaron que el guía de montaña de Machu Picchu les dijo que no estaba al tanto de la búsqueda.
Alfredo, el papá de Federico, y otro de sus hijos lograron viajar a Cusco, pero la familia no cuenta con dinero --ambos padres están desocupados-- para afrontar la estadía y el traslado hasta Aguas Calientes donde se encuentra la hostería Doña Mary en la que se alojaba el mochilero.
Desde hacía un año, Farías viajaba recorriendo Latinoamérica hasta llegar a las islas del Caribe.
Hace dos días su familia denunció que el último contacto que tuvieron con él fue el 04 de mayo. Ayer, el Consulado del Perú a través de la Cancillería argentina, realizaron el pedido formal de búsqueda de paradero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico